Usuarios de autobuses critican las reformas de la Diagonal, paseo de Gràcia y Paral·lel

 

Usuarios de autobuses critican las reformas de la Diagonal, paseo de Gràcia y Paral·lel

Publicado 04/02/2015 14:32:09CET

BARCELONA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La asociación para la Promoción del Transporte Público ha criticado este miércoles las reformas urbanas que el Ayuntamiento acomete en la avenida Diagonal, el Paseo de Gràcia y Paral·lel porque, a su juicio, entorpecen la circulación de los autobuses, cuya media de velocidad no alcanza las expectativas por no contar con carril bus segregado.

Según ha informado la asociación en un comunicado, estas "operaciones de maquillaje urbano, diseñadas directamente para algunos comerciantes, han empeorado aún más la circulación de los autobuses".

Han explicado que actualmente la red de Barcelona no cumple los estándares mínimos por los que son conocidas en todo el mundo las líneas de alto nivel de servicio (BHNS) y el Bus Rapid Transit (BRT) y, aunque se han posicionado en favor del concepto de la red ortogonal, han pedido velocidad en los buses para que funcione.

"Exceptuando la primera fase de la nueva red --diseñada con fondos estatales Feil por el anterior ejecutivo-- las fases dos, tres y cuatro no cuentan con infraestructuras destacables", han incidido recordando que las BHNS y las BRT, con carriles bus segregados, no sufren las interferencias de los giros de los coches, de la carga y descarga ni de los taxis, que sí se sufren en Barcelona.

Han reconocido que se ha detenido la caída de usuarios que se venía padeciendo desde 2007, pero han recordado que el crecimiento es "inapreciable" --TMB ha crecido un 0,7% respecto al 2013, mientras que el bus metropolitano ha crecido un 6,9%, el Tram un 3% y los Ferrocarrils de la Generalitat un 2,3%--.

La asociación achaca el estatismo de la demanda a que el procedimiento de implantación de la nueva red "es lento y alarga la agonía de la red clásica sobre la que se han aplicado recortes de personal que afectan a la frecuencia directa"; y también a la falta de competitividad del bus en relación con otros modos de moverse.

"En 2012 comenzaron los recortes y se perdieron 2,3 millones de kilómetros de recorrido, que no se han recuperado", han lamentado, y han constatado una mejor velocidad y una mejor colaboración entre TMB y el consistorio para favorecer la circulación de autobuses, pero han considerado que los 12,3 kilómetros por hora de velocidad sigue siendo demasiado bajos para competir con un coche.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies