Los usuarios de las playas de Barcelona descienden un 11% por el mal tiempo

Playa de Barcelona
Europa Press
Actualizado 07/07/2015 6:00:38 CET

BARCELONA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las playas de Barcelona han recibido desde mayo hasta finales de julio 1,9 millones de usuarios, un 11,4% menos que en el mismo periodo del último recuento --hace dos años--, hecho que el concejal de Medio Ambiente, Joan Puigdollers, ha asociado al mal tiempo, pese a que ha calificado lo que va de temporada de "buena y tranquila".

"Pese a que las condiciones meteorológicas no están siendo las mejores, nos mantenemos en la línea tanto en la cantidad de usuarios como en la calidad de las playas y del agua", ha destacado este jueves en rueda de prensa.

La climatología de agosto y septiembre condicionará que se alcancen los 3,7 millones de usuarios que recibieron las playas de la ciudad en la temporada de 2012, cuando se hizo el último recuento oficial.

Puigollers ha resaltado que, pese a ser un "año meteorológicamente excepcional", el 93% de los 134 análisis de agua que han realizado han dado resultados excelentes, lo que refuerza el reconocimiento por segundo año consecutivo de todas las playas barcelonesas con la bandera azul de la Fundación Europea de Educación Ambiental.

AUMENTO DE LOS RESIDUOS

En lo que va de temporada, se han recogido 443.970 kilos de residuos --un 33% en la arena y el resto en papeleras--, lo que supone un ascenso del 7% respecto al año anterior, aumento que Puigdollers ha vinculado a que "algo en positivo está pasando en la economía de la ciudad".

También han recogido 40,13 metros cúbicos de residuos flotantes en la superficie del mar, generados especialmente tras los episodios de lluvia, que provocan que las torrenteras bajen más agua y más materiales sólidos.

El concejal ha destacado que el mal tiempo ha obligado a izar la bandera roja en dos ocasiones en lo que va de temporada, y ha explicado que se han colocado ocho banderas amarillas tanto por mal estado del mar como por la presencia de residuos sólidos en el agua tras las lluvias.

LA SEGURIDAD "NO ES POR CAPRICHO"

La Cruz Roja ha realizado 19.546 servicios --un 11% más que el mismo periodo del año anterior--, de los que 12.547 han sido actuaciones preventivas; 4.730, asistencias; 180, evacuaciones y rescates, y 2.089, para ayudar a personas con discapacidad.

Puigdollers ha lamentado que la Cruz Roja y la Guardia Urbana han intervenido en diversas ocasiones para llamar la atención a personas que se bañaban desde espigones, porque está prohibido y hacerlo puede "poner en peligro su integridad física".

Ha apelado a la responsabilidad de los usuarios de las playas y ha aseverado que si izan la bandera roja "no es por capricho", sino porque las condiciones lo imponen para evitar riesgos potenciales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies