Valentí Fuster asegura que los factores de riesgo "explican el 90% de los infartos"

Valentín Fuster, en un instante de su exposición en la Jiménez Díaz
EUROPA PRESS
Actualizado 01/03/2013 16:06:39 CET

Considera que afirmar que es una enfermedad genética "es un absurdo"

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular "explican el 90 por ciento de los infartos", según ha explicado este viernes el director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC), el cardiólogo Valentí Fuster.

Así lo ha asegurado el experto con motivo de su conferencia 'De la enfermedad a la salud cardiovascular. Un círculo imparable' que ha impartido en la madrileña Fundación Jiménez Díaz con motivo de la celebración del VIII Ciclo de Seminarios de Biomedicina, organizado por el Instituto de Investigación Sanitaria de esta institución (IIS-FJD).

En esta cita, el también director de la fundación Ciencia, Salud y Educación (SHE, por sus siglas en inglés), ha confirmado que sufrir un infarto de miocardio está muy relacionado con factores de riesgo como "obesidad, presión arterial alta, colesterol, diabetes, falta de ejercicio, tabaquismo y mala alimentación". Por tanto, considera que afirmar que es una enfermedad genética "es un absurdo".

A su juicio, ésta "puede decidir algo", pero la patología cardiovascular "es una enfermedad moderna". Así, indica que "el 90 por ciento de las personas que sufren un infarto tiene al menos dos factores de riesgo".

Ahondando en ello, sostiene que el 65 por ciento de la población española, hayan tenido o no algún evento cardiovascular, "tiene dos factores de riesgo o más" que las predisponen para ello. De todas las que se encuentran en estas circunstancias, "el 25 por ciento tendrá un infarto cerebral a los 10 años", subraya.

Por estas razones, manifiesta que los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular "tienen importancia en la degeneración cerebral", ya que cuántos más haya "más lesiones lacunares pueden producirse". En este sentido, explica que éstos "ocluyen el sistema capilar del cerebro, efectuando el mismo proceso que se produce en las grandes arterias".

APUESTA POR DETECTAR LA ENFERMEDAD SUBCLÍNICA

Fuster subraya que los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular "pueden acelerar la enfermedad de Alzheimer". Ante ello, apuesta por "detectar los riesgos antes de que aparezca la enfermedad", en concreto, por advertir la enfermedad subclínica.

Para el galeno, a pesar de que se tiene conocimiento de lo que es negativo para la salud, es "muy difícil" cambiar el comportamiento y los hábitos de las personas. Como ejemplo expone el sedentarismo, que se basa en la falta de ejercicio y en la mala alimentación, y que "no se puede decir que uno es la causa del otro".

En cuanto al tabaquismo, explica que éste es uno de los factores de riesgo de determinadas patologías, las cuales "cuestan mucho dinero" a la Administración. Sin embargo, afirma que la falta de trabas a su venta y promoción se debe a que "hay muchos intereses". "Ese es el problema", expone a Europa Press.

Por otra parte, Fuster destaca el papel que tendrá el futuro la nanotecnología en el estudio de estas enfermedades, así como el que ha mantenido la tecnología de imagen desde el año 2000. A través de estas técnicas ha realizado un estudio en Chicago y Florida (ambas situadas en Estados Unidos) sobre 7.000 pacientes, cuyos datos aún no han sido validados.

Para él, la sociedad "no se cree vulnerable" a estas patologías, y esto "es la gran causa de la epidemia". Sin embargo, afirma creer que la gente joven "va a estar muy predispuesta" cambiar sus hábitos, aspecto por el cual el CNIC ha desarrollado 16 programas de educación en jóvenes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies