El Vall d'Hebron abre una unidad multidisciplinaria para tratar la placenta accreta

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Salud

El Vall d'Hebron abre una unidad multidisciplinaria para tratar la placenta accreta

El Vall d'Hebron abre una unidad multidisciplinaria para placenta accreta
VALL D'HEBRON
Publicado 24/11/2016 11:24:37CET

   BARCELONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Hospital Vall d'Hebron de Barcelona ha abierto una unidad multidisciplinaria para diagnosticar y tratar la placenta accreta (UPA), una patología que sufre una de cada 533 mujeres embarazadas y que cada vez afecta a más personas por el incremento de cesáreas.

   Se trata de la primera causa de histerectomía en el parto, tiene una mortalidad del 7%, y la mitad de las mujeres necesitan ingreso en la unidad de cuidados intensivos (UCI), ha informado este jueves el centro en un comunicado.

   La unidad, que desde que entró en funcionamiento en 2014 ha tratado una docena de casos, es la primera de toda España dedicada al tratamiento de la placenta accreta y quiere convertirse en centro de referencia en el Estado sobre esta enfermedad.

   La placenta accreta es una enfermedad emergente en los últimos años que se produce cuando la inserción de la placenta en el útero, por causas que todavía no están claras, sobrepasa la decidua basal e invade en diferentes grados de profundidad y extensión el miometrio, la pared muscular del útero.

   Como consecuencia, la expulsión de la placenta --el tercer estadio del parto-- no se puede realizar de forma fisiológica y el intento de extracción manual provoca un sangrado muy importante, frecuentemente masivo, que puede poner en peligro la vida de la paciente.

   "El factor de riesgo más importante es la asociación entre cesárea en un parto anterior y placenta previa en la gestación actual", y el riesgo crece con el número de cesáreas previas, según el centro.

   Otros factores de riesgo son la cirugía uterina previa --miomectomía, legrados, radiación pelviana-- o el antecedente de fecundación 'in vitro'.

DIAGNÓSTICO

   La detección de esta enfermedad se produce en las primeras semanas del embarazo, pero "no es infrecuente" que pase inadvertida hasta el parto.

   El proceso de diagnóstico pasa por la sospecha clínica, que sería la asociación entre placenta previa y cesárea anterior, la ecografía y la resonancia magnética, que son los dos procedimientos básicos para lograr el diagnóstico.

   La Unidad integra el servicio de Obstetricia, que aporta los cirujanos expertos en medicina perinatal y ecografistas, de Anestesiología y Reanimación, Radiología intervencionista, Urología, Neonatología y especialistas en resonancia magnética fetoplacentaria.

   En el postoperatorio, participan la unidad de cuidados obstétricos intensivos (Ucoi) y la unidad de cuidados intensivos (Uci) del Hospital General, dependiendo de la severidad del caso, además de que puede requerir la participación de cirujanos generales y vasculares.

   También participan las comadronas, el personal de enfermería y los celadores, que son "piezas básicas" en el funcionamiento óptimo de la unidad.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies