El vecino de Martorell que ha originado la sentencia europea espera acabar con el "drama"

Actualizado 14/03/2013 17:38:39 CET

MARTORELL (BARCELONA), 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Mohamed Aziz, el vecino de Martorell cuyo desahucio ha originado la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE contraria a la norma hipotecaria española, espera que esta resolución sirva para acabar con el "drama" que viven miles de familias en España que no pueden pagar su hipoteca y corren el riesgo de perder su vivienda.

En declaraciones a Europa Press, Aziz, de 52 años, ha explicado que ha recibido la noticia "con alegría y con nervios", y ha declarado estar muy contento por haber conseguido el aval del Tribunal de Justicia de la UE.

"Esta sentencia debe ser una esperanza para todas las familias que están sufriendo un desahucio", ha afirmado Aziz, que está casado y tiene tres hijos.

En 2007, Caixa Tarragona concedió a Aziz una hipoteca a 33 años por su vivienda, pero en 2009 la entidad financiera decidió resolver anticipadamente el préstamo por el impago de cuatro cuotas mensuales.

"Yo era soldador y, tras muchos años trabajando, en 2009 me quedé en paro, no pude pagar la hipoteca y a principios de 2011 me desahuciaron de mi vivienda", ha relatado.

"Ahora estoy viviendo en un piso de alquiler en el barrio de Buenos Aires con la ayuda del Ayuntamiento de Martorell", ha añadido Aziz, que cuando perdió su piso presentó una demanda contra Caixa Tarragona pidiendo la nulidad del contrato de la hipoteca porque, a su parecer, contenía cláusulas abusivas.

Fue entonces cuando el titular del juzgado mercantil número 3 de Barcelona se hizo cargo del asunto y trasladó una cuestión al Tribunal de Justicia de la UE, que ha acabado dictaminando que la norma hipotecaria española es contraria a la ley europea.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies