Vecinos de Les Corts se plantean ir a los tribunales para impedir la recalificación del Miniestadi que plantea el Barça

Actualizado 04/10/2007 18:00:41 CET

BARCELONA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Varias asociaciones de vecinos situadas en las inmediaciones del Camp Nou, en el barrio barcelonés de Les Corts, anunciaron hoy que se plantean ir a los tribunales para impedir así la recalificación de los terrenos del Miniestadi que pretende la directiva del FC Barcelona para financiar la remodelación del estadio.

Según denunció hoy uno de los dirigentes vecinales de Les Corts, Lleonard Ramírez, la directiva del club, que preside Joan Laporta,quiere financiar la remodelación del Camp Nou, proyecto que ha diseñado el arquitecto británico Norman Foster, construyendo unos 1.000 pisos en los terrenos que a día de hoy acogen el Miniestadi.

"El Camp Nou costará entre 250 y 350 millones de euros, y ¿de dónde salen?", dijo Ramírez, quien precisó que el Barcelona no obtendrá el dinero de "su caja", sino de la "recalificación" de los terrenos donde se encuentra el Miniestadi, donde, según denunció, se podrían construir un millar de viviendas.

"Serían 40.000 nuevos vecinos en la zona", que, según recordó, ya está en estos momentos al límite de su capacidad. "Cada vez que hay partido hay atascos", explicó Ramírez, que ya fue hace unos años uno de los principales opositores al proyecto 'Barça 2000' que propuso sin éxito el ex presidente del FC Barcelona José Luis Núñez.

En los días de partido, en la zona se concentran más de 25.000 turismos y entre 100 y 120 autobuses, indicaron los vecinos, y "en línea recta hay 100 kilómetros de coches", recordó Ramírez, quien indicó que capitales catalanas como Tarragona, Lleida o Girona alcanzan en número de habitantes la "capacidad" del Camp Nou.

Por ello, el dirigente vecinal expresó su preocupación por el incremento de localidades que prevé el proyecto de Foster en el estadio. Según las previsiones anunciadas por el Barcelona, el Camp Nou tendrá unas 10.000 localidades nuevas (6.000 en la grada y unas 4.000 en palcos) hasta alcanzar un aforo de unos 104.000 personas.

INCUMPLIMIENTO DE LA LEY DE URBANISMO.

Las asociaciones vecinales consideraron que la recalificación de los terrenos del Miniestadi para su conversión en una zona residencial, como pretende el Barcelona, vulnera la ley de urbanismo ya que, aseguran, impide la construcción de bloques de pisos en un terreno que está calificado como equipamientos.

"Si hace falta los vecinos en conjunto iremos, con nuestros abogados, a la Comisión Jurídica Asesora o la Comisión de Urbanismo de la Generalitat", dijo Ramírez, que aseguró que están dispuestos a utilizar "todos los instrumentos que tengamos en la mano" para evitar que el Ayuntamiento apruebe la recalificación de los terrenos.

Ramírez cuestionó la actuación del Ayuntamiento y también de la oposición, a la que recriminó su falta de posicionamiento en este asunto, y declaró que el alcalde Jordi Hereu, "no es el alcalde de los vecinos; sólo es el alcalde del señor Laporta". Además, reclamó información por parte del consistorio sobre estos proyectos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies