Vecinos de Trinitat Vella creen que la redada contra la venta de droga "crea precedente"

Actualizado 14/12/2011 20:42:55 CET

17 detenidos en un operativo con una decena de registros en Barcelona, Badalona y Palau-solità

BARCELONA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación de Vecinos de Trinitat Vella, Lluís Quero, ha aplaudido el operativo de los Mossos d'Esquadra de este miércoles contra los vendedores de droga del barrio que se dedican a trapichear con heroína, cocaína y hachís porque es "suficientemente importante para sentar precedente".

En declaraciones a Europa Press, Quero ha admitido que el problema "no se ha acabado" con este golpe policial en el área metropolitana de Barcelona, que se ha saldado con 17 detenidos en este barrio, en el de Sant Roc de Badalona y en Palau-solità i Plegamans, pero ha añadido que lo valoran muy positivamente.

"Por primera vez se ha dado un golpe de efecto importante a la situación que estamos viviendo en el barrio", muy afectado por la presencia de pequeños traficantes y heroinómanos que degradan la imagen de la zona y que han obligado a los vecinos a movilizarse en numerosas ocasiones.

Sobre un operativo de hace un año con una macrorredada en la zona, Quero ha opinado que entonces hubo "mucha movilización policial pero efectividad nula", porque por el barrio han seguido campando camellos y toxicómanos que en muchas ocasiones consumen en plena calle.

Tras ese operativo en noviembre de 2010 que se mantuvo durante días con patrullaje intensivo en la zona, el comerciante ha asegurado que los traficantes continuaban vendiendo y que la gente seguía comprando, aunque "no había tanto descaro".

PROMESA DE PUIG

Quero, que ha explicado que el conseller de Interior, Felip Puig, se había comprometido con ellos de trabajar el tema, ha aseverado que tienen "confianza en que no se acabe aquí".

El operativo de este miércoles ha acabado con una decena de registros en un operativo para cercenar el menudeo de droga en este barrio, que lleva años con esta problemática.

Ante las quejas vecinales, la Generalitat autorizó la instalación de dos cámaras de videovigilancia en la Via Barcino y en la calle Pare Pérez del Pulgar, esta última donde este miércoles ha habido registros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies