Visto para sentencia el juicio sobre la fecha de las elecciones del FC Barcelona

Actualizado 10/07/2006 16:53:51 CET

BARCELONA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El juicio sobre la fecha de las próximas elecciones a la presidencia del FC Barcelona, en el que un socio demanda a la directiva para que se convoquen este año mientras que la directiva sostiene que deben ser en 2007, quedó hoy visto para sentencia.

La polémica sobre la fecha de las elecciones del Barca radica en los ocho días del final de la temporada 2002/03 en que la junta de Joan Laporta ya había tomado posesión y que, según los estatutos del club, pueden constituir el primer año de mandato de la directiva.

En el trámite de informes finales, celebrado hoy en el Juzgado de Primera Instancia número 30 de Barcelona, los abogados de ambas partes ofrecieron de nuevo su distinta interpretación de los estatutos del club y de lo ocurrido en la asamblea de socios de 2005.

El juez, Roberto García, había aceptado como prueba documental una copia del acta de la asamblea de socios compromisarios del Barcelona del 20 de agosto de 2005, en la que el presidente del club, Joan Laporta, anunció su intención de celebrar las elecciones en 2007.

En el acta, no consta que los socios diesen su aprobación a esa voluntad manifestada por Laporta, destacó el abogado de la parte demandante, Juan Manuel De Foronda, que manifestó a la salida de la vista que espera que el juez dicte la sentencia antes de fin de mes.

Por su parte, el abogado que defendió los intereses del Barcelona, Jordi Calvo, del bufete de Miquel Roca, aseguró que Laporta hizo ese anuncio en la asamblea, pero que no requería de una "autorización" de los socios y que, en todo caso, no se produjo ninguna impugnación.

Calvo insistió durante su exposición en que la parte demandante se basa en una premisa "errónea", como es defender que los ocho días del final de la temporada 2002/03 en que Laporta ya era presidente equivalen al primer año de mandato de la directiva del Barcelona.

En este sentido, remarcó que no deben equipararse los años de mandato a los ejercicios económicos de un club (del 1 de julio al siguiente 30 de junio) y que los estatutos establecen los mandatos de cuatro años, "que son cuatro años y no tres años y ocho días", dijo.

Sin embargo, reconoció que "posiblemente, el redactado de los estatutos no es afortunado". En todo caso, también destacó en varias ocasiones que la masa social del Barcelona está "en un 99,9 por ciento" de acuerdo con la opinión de la junta en este asunto.

Jordi Calvo también aludió durante su exposición a los intereses que mueven a la parte demandante, que calificó de "desconocidos", y apeló, sobre todo, a la "lógica" para defender que el mandato de la junta de Laporta debe durar cuatro años, hasta el próximo año 2007.

Por su parte, el abogado Juan Manuel De Foronda mantuvo que los estatutos del Barcelona son "muy claros" y establecen que cuando una directiva toma posesión por cese anticipado de la anterior, los días desde su llegada hasta el 30 de junio equivalen a un año de mandato.

Así, leyó el artículo 29 de los estatutos, que da origen a la polémica y que señala que "se considerará como primer año de la nueva junta el de la toma de posesión, sea cual sea el momento en que ésta se produjese, y finalizará el mandato el 30 de junio del cuarto año".

Por ello, reclamó al juez que "dé por finalizado" el mandato de la directiva que preside Joan Laporta y que proceda a la convocatoria "inmediata" de elecciones a la presidencia del Barça a través de una nueva junta gestora, como se requiere en los procesos electorales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies