Yoko Tawada se acerca al género humano con un libro protagonizado por osos polares

La escritora japonesa Yoko Tawada
EUROPA PRESS
Publicado 07/03/2018 15:18:51CET

BARCELONA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La escritora japonesa Yoko Tawada se acerca a la naturaleza humana y a su historia con el libro 'Memorias de una osa polar' (Anagrama, 2018), que a través de la perspectiva de tres generaciones de osos polares repasa momentos históricos de la humanidad como el socialismo de la Unión Soviética, el capitalismo y la Alemania del muro de Berlín, además de abordar cuestiones como la maternidad y la naturaleza.

"Hay muchos libros que hablan de la Europa del este y del socialismo occidental de forma aburrida y con muchos estereotipos. Quería abordar estos temas desde otra perspectiva como, por ejemplo, la de una abuela, una madre y un hijo osos polares que vivieron ese periodo", ha detallado Tawada este miércoles en rueda de prensa.

Tawada ha explicado que dos de los osos polares de la novela son casos reales como la historia de madre e hijo, Tosca y Knut, que habitaban el zoo de Berlín (Alemania), donde la madre rehuyó la crianza del pequeño, provocando que fuera un cuidador del zoológico el que se tuviera que hacer cargo del animal.

"Encontré muy interesante cómo los periódicos trataron el caso de Tosca. Alguien escribió que al haber trabajado en un circo socialista soviético en su infancia había perdido el sentimiento maternal" ha añadido la autora, a la vez que ha reivindicado que demuestra cómo se pude ser madre sin ser mujer ni formar parte de una misma especie.

La novela también aborda cuestiones como "cuál es la distancia correcta entre padres e hijos, si una criatura es propiedad de su madre o de la sociedad", tal como se concebía en la época del socialismo, además de tratar temas como en qué consiste la escritura y cuál es la razón de ser de la crueldad humana.

"Los animales no matan sin motivo. Entre ellos no hay terrorismo ya que solo matan si es necesario. Sin embargo, la imaginación humana es un motor para matar sin motivo", ha remarcado Tawada, que también ha detallado que le interesa el tema de los animales y del lenguaje para entender cómo es el ser humano.

LA FIGURA DEL OSO

En declaraciones a los periodistas, la escritora japonesa ha detallado que "se trata de una novela realista. Los personajes no son una alegoría ni un símbolo de nada, sino que son personajes de pleno derecho", a la vez que ha defendido el uso de la figura de los osos por su importancia en el imaginario colectivo.

"Es el primer animal para los niños antes que los gatos o los perros", ha reflexionado, además de referirse a la numerosa tradición literaria que habla sobre la relación entre ser humano y oso como, por ejemplo, algunos cuentos de los hermanos Grimm.

"En Alemania hay la idea de que los osos pueden robarte el alma", ha especificado la escritora, a la vez que ha recordado una entrevista que le hicieron a uno de los hijos del cuidador de Knut, donde se decía que el hombre había muerto tiempo después que el oso porque éste se le había llevado el alma, ha explicado.