Zapatero y Madina defienden ante el PSC que había que abstenerse con Rajoy

José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), Helena Arribas (PSC) y Eduardo Madina (PSOE
EUROPA PRESS
Actualizado 24/04/2017 21:33:20 CET

Cargan contra Pedro Sánchez y piden el voto por Susana Díaz en las primarias del PSOE

BARCELONA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y el diputado en el Congreso Eduardo Madina han defendido este lunes en la sede del PSC que era necesario abstenerse para facilitar la investidura de Mariano Rajoy "por sentido de país" y porque el PSOE no tenia opciones de forjar un gobierno alternativo.

Ambos han participado como embajadores de la candidatura para las primarias del PSOE de Susana Díaz en un diálogo moderado por la exsenadora socialista Helena Arribas ante unos 200 militantes en la sede del PSC, partido hermano del PSOE que rechazó frontalmente facilitar la investidura de Rajoy y rompió la disciplina de voto.

"La abstención, lo digo en la sede del PSC, no es fruto de una voluntad política ni de cariño a Rajoy, sino fruto de tener 85 escaños y no poder sumar", ha defendido Zapatero, que ha reivindicado que para poder gobernar hay que ofrecer un proyecto sólido y liderazgo, ingredientes de los que carecía el entonces líder del PSOE, Pedro Sánchez.

El expresidente quiere pasar página de la ruptura de voto del PSC ante la investidura, y ha defendido el hermanamiento con los socialistas catalanes: "Quiero un PSC en sintonía con el PSOE porque si no están bien entre ellos, no está bien ninguno".

Zapatero y Madina han coincidido en que la única alternativa a la abstención ante Rajoy era ir a unas terceras elecciones en las que, según ellos, el PSOE hubiera obtenido peores resultados y el PP habría recuperado la mayoría absoluta.

"Nosotros tenemos sentido de país y hemos comprendido" que lo que había que hacer es liderar la oposición desde la utilidad, ha destacado, y ha dicho que se siente muy orgulloso de que el PSOE se hiciera cargo del país en aquel episodio, e hiciera lo que, según él, había que hacer.

Madina también ha apuntado que algunos han interpretado erróneamente que la dimisión Pedro Sánchez entonces se debió a la abstención: "Hubo una votación y la mayoría rechazó que su estrategia de primarias y congreso. Nadie tiene derecho a bloquear el funcionamiento democrático de un país. No fue un derrocamiento".

Zapatero también se ha referido a la dimisión de Sánchez y ha asegurado que fue por "la ley de la gravedad política: cuando uno pierde dos veces unas elecciones, pasan dos cosas, o se produce una crisis o te renuncias por responsabilidad".

DURAS CRÍTICAS A SÁNCHEZ

Zapatero y Madina han vertido duras críticas veladas contra Pedro Sánchez por "renegar de la historia del PSOE que antes aplaudía", y han dicho que su candidatura no permitirá que el partido sea creíble y coherente para volver a ganar elecciones.

Le han acusado de coquetear con Podemos como nunca debería hacer el PSOE: "Somos la izquierda que quiere gobernar, no exhibirse, protestar o ser expresión de un sentimiento. Tenemos que tener un proyecto de país mayoritario".

El PSOE "nunca ha estado en las actitudes más radicales ni ha hecho discursos que abren la puerta" a los que quieren quedarse con el espacio electoral de los socialistas, que deben aspirar a liderar el país dentro del sistema.

"Es fácil agarrar al pueblo, decir a la gente lo que suena fácil; lo difícil es llevar un proyecto de mejora y progreso al pueblo", algo que quien mejor hará de entre todos los candidatos es Susana Díaz, una líder que gana elecciones en su comunidad, asume sus responsabilidades y no se queja, según Zapatero.

REFORMA DEL 135

Además de la abstención ante Rajoy, Zapatero ha defendido la reforma del artículo 135 de la Constitución cuando era presidente del Gobierno como imprescindible para afrontar la irrupción de la crisis económica, y ha explicado que no convocó elecciones ni consultó con los ciudadanos porque "eso no iba a dar más dinero a las arcas públicas".

Pedro Sánchez era entonces diputado y votó a favor de la reforma del 135 en el Congreso, pero recientemente ha definido aquel episodio como un error: "Si tú no lo defiendes, acabas dando la razón a los otros, los que dicen que no era necesario, y sí lo era".

ALMUERZO CON ALCALDES Y CUADROS DEL PSC

Zapatero se ha reunido por la mañana con el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, en la sede el partido y después se ha desplazado a Cornellà de Llobregat (Barcelona) para almorzar con alcaldes y cuadros.

Fuentes socialistas han detallado que entre ellos estaba el expresidente de la Generalitat José Montilla; los alcaldes de Lleida, Àngel Ros; Tarragona, Josep Félix Ballesteros, y Mataró (Barcelona), David Bote; el exministro Celestino Corbacho, y el presidente de la FMC, Xavier Amor.

PROTESTA POR VENEZUELA

Tras el almuerzo, Zapatero ha regresado a la sede del PSC para defender a Susana Díaz junto a Eduardo Madina y a su llegada le esperaba una protesta de un reducido grupo de venezolanos que le pedían "que se vaya de Venezuela y no negocie con Maduro".

"Exigimos paz y libertad, y eso no se negocia con dictadores", clamaban los protestantes, que llevaban banderas venezolanas y pancartas con mensajes como 'Zapatero, cómplice de la dictadura', 'No más dictadura' y 'Viva Venezuela libre, Bravo pueblo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies