Zapatero ofrecerá a Montilla desarrollar el Estatut pero avisará que algunos puntos no caben en la Constitución

Actualizado 20/07/2010 23:11:40 CET

La Generalitat no espera "soluciones milagrosas" pero sí búsqueda de mecanismos para recuperar la integridad del texto

MADRID/BARCELONA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ofrecerá mañana al jefe del Ejecutivo catalán, José Montilla, "lealtad institucional" para desarrollar el Estatuto de Catalunya, pero dejará claro también que el Tribunal Constitucional ha sido tajante en algunos aspectos que no se podrán recuperar, según fuentes del Palacio de la Moncloa.

Es el caso de la pretensión del Estatut de que el catalán fuese la lengua "preferente" --palabra eliminada por el TC-- o de que el Síndic de Greuges tenga la competencia exclusiva para supervisar a la Generalitat. Lo mismo sucederá con la competencia para legislar sobre tributos locales que, según dictaminó el TC, es exclusiva del Estado.

En cambio, el Gobierno sí se ha declarado dispuesto a "explorar todas las vías" para restablecer los aspectos que el TC anuló o acotó por razones más de forma que de fondo. Así será en lo relativo al Consejo de Justicia de Catalunya, que según el TC debe regularse en la Ley Orgánica del Poder Judicial y no en un estatuto autonómico.

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ya ha anunciado una reforma de esta ley para el otoño. Tanto el presidente como la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, han insistido en que cualquier reforma que se emprenda será "respetando" la sentencia del TC y, en general, el "marco constitucional".

En todo caso, las fuentes consultadas estimaron que esta primera entrevista de Zapatero y Montilla tras la sentencia del Constitucional sobre el Estatut no servirá para entrar en detalles jurídicos, sino más bien para una "apreciación política" de la sentencia y de la situación en Catalunya.

MONTILLA COMPARECERÁ EN MONCLOA

Zapatero recibirá a Montilla en la Moncloa a las 10.30 horas y, en contra de lo que preveía inicialmente el Gobierno, el 'president' ha pedido una sala para comparecer después ante los medios. Por parte del Ejecutivo central está previsto que informe a la prensa la ministra de Presidencia, Fernández de la Vega.

También el vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, ha avisado este martes de que de la reunión no saldrán "soluciones milagrosas". Carod ha adelantado que Montilla trasladará a Zapatero el "malestar" de Cataluña por la sentencia y que espera empezar a estudiar mecanismos legales y políticos que permitan recuperar la integridad del Estatut.

"Los problemas no se resuelven ni con una reunión, ni con una manifestación ni con una ley. Que nadie espere soluciones milagrosas", ha subrayado Carod. En todo caso, ha considerado importante este primer encuentro entre ambos y ha recordado que Zapatero y su partido votaron el 'Estatut' en el Congreso: "Por eso quiero creer que tiene que verse afectado si estaba convencido, en su momento, que su contenido cabía dentro de la Constitución", ha manifestado.

Carod ha retomado una posibilidad mencionada la semana pasada por Montilla, el recurso al artículo 150.2 de la Constitución, que prevé que el Estado pueda transferir o delegar políticas "de titularidad estatal". Ante esta petición, el Gobierno central prefiere esperar a ver cómo se concreta porque, a su juicio, el 'Estatut' da a Cataluña el mayor nivel de autogobierno de su historia.

Montilla también propuso vías para recuperar algunos de los puntos que, a juicio del Gobierno, tienen peor encaje, concretamente, modificando una decena de leyes orgánicas estatales. Mencionó, por ejemplo, la Ley Orgánica del Defensor del Pueblo, para que Defensor y Síndic acuerden sus competencias en Cataluña, o crear un régimen especial en la Ley de Bases de Régimen Local para reconocer las veguerías.

Sin embargo, Zapatero ha dejado claro que se moverá dentro de los "cauces" que marca la sentencia del TC y, aunque Montilla retomó la semana pasada la reivindicación de una reforma futura de la Carta Magna, el presidente reafirmó este fin de semana la plena vigencia del modelo constitucional.

ZAPATERO ESTUVO "PREOCUPADO" PERO AHORA ES "OPTIMISTA"

En una reunión del Comité Federal del PSOE, a la que no asistió Montilla --el también primer secretario del PSC no acude prácticamente a ninguna reunión del PSOE desde que es presidente-- Zapatero se mostró además "optimista" sobre la situación política en Cataluña tras la sentencia: "Estaba preocupado hace una semana, ahora soy optimista", dijo.

Una semana antes fue el día en el que miles de personas se manifestaron en Barcelona en defensa del Estatut. No obstante, Zapatero ha descartado que vaya a producirse una brecha entre el PSOE y el PSC porque, según sus palabras, ambos han mostrado "responsabilidad".

HAY QUE TENER UNA "VISIÓN COMPARTIDA"

Sin embargo, en el Debate del estado de la Nación, el propio presidente reconoció que para dar "pasos" en favor del desarrollo del Estatut, primero es necesario tener una "visión compartida" de lo que dice la sentencia.

Y en este punto, mientras el Gobierno defiende que el TC ha avalado la "práctica totalidad" del Estatuto con su sentencia, Montilla la ha calificado de "agresión de España a Catalunya" y ha dicho que está llena de "ofensas gratuitas".

La vicepresidenta De la Vega ha admitido que hay alguna discrepancia sobre "aspectos concretos" pero está convencida de que se encontrarán vías para encauzar la "sensibilidad" y el "ansia de autogobierno" catalanes. Es más, a su juicio, "incluso los aspectos más sensibles" del Estatuto "tienen cabida" en él después de la sentencia del TC.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies