Unas 3.000 personas participan en una marcha en memoria del ciclista atropellado mortalmente en Melilla

Marcha en homenaje a ciclista atropellado mortalmente en Melilla
EUROPA PRESS/FEDERACIÓN TRIATLÓN MELILLA
Publicado 11/03/2017 16:55:52CET

MELILLA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

Unas 3.000 personas se han concentrado este sábado en la Plaza de España al finalizar una marcha por la muerte del ciclista Carlos Huelin, en homenaje a este melillense fallecido el pasado domingo al ser arrollado por el todoterreno de un conductor que septuplicaba la tasa de alcohol en sangre.

En un manifiesto, han subrayado que lo que ocurrió el domingo 5 de marzo "fue un auténtico acto de violencia vial, donde nuestro compañero Carlos y su familia fueron víctimas de este tipo de violencia".

La marcha ha comenzado en la explanada junto al Club de Suboficiales de Melilla y desde ahí a la Plaza de España, con cientos de personas en bicicleta y otras tantas a pie, hasta llegar al "corazón" de la ciudad, frente al Palacio de la Asamblea, donde aguardaban numerosas personas, hasta reunir unos 3.000 participantes en este homenaje a Carlos Huelin.

Además de guardar un minuto de silencio, se ha dado lectura a un manifiesto en el que se han destacado las virtudes del ciclista melillense como marido, padre de dos hijos de 5 y 2 años de edad respectivamente, hijo, compañero y trabajador de una sucursal del BBVA en Melilla.

Entre los asistentes se encontraban el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, y los líderes de la oposición, representantes de diversas entidades, deportistas y melillenses que acudieron a nivel particular, desde niños a mayores.

Los organizadores del acto, las federaciones melillenses de triatlón y ciclismo, han admitido que el pasado domingo "ninguno de nosotros esperábamos recibir la angustiosa noticia del fallecimiento repentino de nuestro compañero Carlos, en tan dramáticas circunstancias".

"Todos quedamos --han proseguido-- completamente consternados, desolados, incrédulos, llenos de rabia y de ira, y sobre todo, angustiados, por una familia que pierde a un buen padre, a un magnífico marido, a un maravilloso hijo, a un estupendo hermano y, en definitiva, a una grandísima persona que, quienes lo conocieron, fueron partícipes de su bondad, humanidad, fortaleza, generosidad y sincera amistad, que durante sus 38 años de vida obsequió a quienes tuvieron la fortuna de conocerlo y compartir su camino, tanto en su familia, en sus estudios, en su trabajo así como en el deporte".

En el escrito leído han señalado que "nuestro compañero Carlos pagó el más alto precio que se puede pagar por hacer, durante su tiempo libre, una de las cosas que más le gustaba, disfrutar de su deporte, disfrutar del aire libre y mejorar su salud. Nadie puede permitirse el lujo de perder, en un segundo, todo lo luchado durante una vida. Nadie tiene derecho de arrebatar a una persona a su pareja, de arrebatar a unos hijos a su padre y, de arrebatar a unos padres, a su hijo".

En este sentido, han subrayado que ninguna persona, ninguna organización y sobre todo, ningún gobierno, debe tolerar que esta tragedia se vuelva a repetir. "No se puede tolerar, bajo ningún concepto, que se mantenga una ley donde las víctimas queden completamente desamparadas y en las que apenas se castiga al conductor infractor. No podemos consentir que todo quede como si nada hubiera ocurrido", han apuntado, para añadir que "no podemos conformarnos con lo que hay y olvidar en un corto espacio de tiempo este drama, dejando en la más completa soledad y oscuridad a la familia viviendo su angustia y resignación".

Por todo ello han destacado que "no podemos consentir que lo ocurrido el pasado domingo sea considerado como un desafortunado accidente de tráfico, porque nadie en su sano juicio lo comprendería. Lo que ocurrió fue un auténtico acto de violencia vial, donde nuestro compañero Carlos y su familia fueron víctimas de este tipo de violencia".

El conductor del todoterreno, el joven melillense Faisal M.R., de 26 años de edad, septuplicaba la tasa mínima de alcohol en sangre y tras ser detenido el mismo domingo después de una fuga, fue puesto a disposición judicial el lunes 6 de marzo, ordenado en el juez su ingreso en prisión sin fianza acusado de los delitos de homicidio involuntario, omisión del socorro y contra la seguridad vial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies