Aberchán presenta queja en la frontera de Melilla tras quedar "atrapados" cientos de personas en el cruce con Marruecos

Frontera con Melilla
CPM
Actualizado 18/03/2018 23:18:56 CET

MELILLA, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del principal partido de la oposición, Mustafa Aberchán (Coalición por Melilla), ha presentado una queja en la frontera de Melilla por los sucesos ocurridos el sábado por la tarde, después de que cientos de melillenses quedaron atrapados en el acceso a la ciudad española "por la escasez de personal y porque era la policía marroquí era la que gestionaba el paso en la puerta de España".

Mustafa Aberchán, que asegura que él era uno de los atrapados en la nueva barrera metálica existente en la llamada "tierra de nadie" que en realidad gestiona Marruecos y que es conocida entre muchos melillenses como la "jaula", ha asegurado que nada más pasar hasta el control documental español se identificó como diputado de la Asamblea de Melilla y pidió hablar con el jefe de fronteras, para expresar sus quejas sobre lo sucedido.

El dirigente de la oposición, quien denunció que eran funcionarios marroquíes los que gestionaban la puerta española, algo de lo que se quejó ante el jefe de fronteras que, según dijo Aberchán, ha explicado que el agente le respondió que únicamente podía comunicar su queja y que le trasladó que el problema venía dado por la escasez de personal policial en la frontera para atender un paso fronterizo mientras los otros dos permanecían cerrados.

TAPÓN

Mustafa Aberchán ha explicado que entre los afectados se encontraban niños de corta edad, mujeres y hombres que se vieron sorprendidos por el "tapón" formado en el acceso desde Marruecos a Melilla.

Según ha dicho el presidente de CPM, "la frontera española estaba gestionada por funcionarios marroquíes, lo que originó un follón entre los presentes, porque un policía marroquí es el que mantenía cerrada la puerta de España que da acceso a Melilla".

Mustafa Aberchán ha lamentado el trato que se le da a los ciudadanos comunitarios en esta frontera cuando en otros lugares, como el aeropuerto de Barajas, los accesos de los comunitarios y extracomunitarios están diferenciados.

"Nosotros, en cambio, no podíamos ni entrar en nuestro país" ha lamentado, porque la puerta de España había sido cerrada por un funcionario marroquí, ha asegurado.

Los hechos se registraron el sábado por la tarde en el puesto de Beni-Enzar, unos hechos que fotografiaron y grabaron para testimoniar gráficamente lo allí sucedido.