Alquilan dos furgonetas en Holanda para ser vendidas en Marruecos

 

Alquilan dos furgonetas en Holanda para ser vendidas en Marruecos

Actualizado 01/12/2014 13:15:21 CET

MELILLA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil de Melilla ha esclarecido el robo de dos furgonetas cometidos en Holanda y trasladadas en barco hasta Melilla pero sólo ha recuperado una de ellas en la ciudad española porque la segunda ha logrado pasar a Marruecos. Los tres presuntos autores han sido declarados en búsqueda y captura.

   El 'modus operandi' usado para estos robos es alquilar estos vehículos en los países de la Unión Europea y después pasarlo a Marruecos sin trámite alguno, denunciando posteriormente un falso robo de los mismos en España para que el seguro de responsabilidad de los vehículos se haga cargo del gasto.

   Según ha informado este sábado a Europa Press un portavoz de la Comandancia de Melilla,  los hechos se remontan al 6 de noviembre, cuando dos furgonetas marca Volkswagen, modelo Crafter, de color azul y matrículas de Holanda, con tan solo cuatro meses de antigüedad, desembarcaron del buque precedente del puerto de Málaga. Así, ha detallado que ambas estaban ocupadas tan solo por su conductor, tenían toda la documentación en regla, estaban amparadas por contratos de alquiler y consultadas las bases de datos europeas, no contaban con ningún señalamiento en vigor.

   Sin embargo, el seguimiento policial de las mismas en los días siguientes, permitió la localización de una de ellas en un estacionamiento de la ciudad, y "su vigilancia discreta durante una semana, fecha en la que fueron dadas de alta ambas en las bases de datos europeas como vehículos sustraídos, lo que determinó su inmovilización y puesta a disposición judicial".

   La citada fuente ha señalado que sobre la segunda furgoneta "se tiene la certeza que logró introducirse en Marruecos, amparada en la legalidad de la documentación y sin que existiese disposición de contrario para su intervención".

'MODUS OPERANDI'

   El portavoz policial ha explicado el 'modus operandi' para realizar estas sustracciones al señalar que las furgonetas habían sido alquiladas en Holanda con el fin originario de sacarlas del país, introducirlas en Marruecos y posteriormente denunciar la sustracción de las mismas.

   En este sentido, ha precisado que las múltiples gestiones realizadas en Melilla con el país de origen de ambos vehículos finalizaron el jueves día 27, tras la identificación plena de las personas que realizaron el arrendamiento en origen y las que las trasladaron a Melilla.

   Se trata de tres varones de nacionalidad holandesa, sin vinculación con España, "si bien les consta a alguno de ellos, pases de otros vehículos y su posterior denuncia como sustraídos".

   Las diligencias instruidas y entregadas por la Guardia Civil en el Juzgado de Guardia son por el esclarecimiento de dos delitos de robo de vehículo a motor y la recuperación de uno de ellos, así como de delitos de estafa a las compañías de seguros por valor de 70.000 euros, cantidad a la que asciende el valor de ambos vehículos.

   El portavoz ha destacado que las previsibles órdenes de búsqueda y detención o localización de las personas ahora imputadas "dificultará en el futuro que puedan continuar con el mismo 'modus operandi' en su país de origen y su posterior perfeccionamiento en nuestro país".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies