Ceuta introducirá un sistema de tarjetas para canalizar y restringir el acceso de porteadores marroquíes

Publicado 24/03/2017 17:48:52CET

CEUTA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Delegación del Gobierno en Ceuta y el Ejecutivo autonómico que preside Juan Vivas (PP) han acordado implantar a partir del próximo martes un nuevo sistema para canalizar y restringir el acceso a la ciudad autónoma de los miles de ciudadanos marroquíes que se dedican a llevar todo tipo de mercancías sobre sus espaldas al país vecino. Vigilantes de seguridad contratados por la Administración repartirán cada día 4.000 tarjetas exclusivamente a las personas que entren en territorio español por el paso fronterizo para porteadores y solo podrán volver al país vecino con fardos aquellos que previamente devuelvan esos pases.

Según ha informado este viernes en rueda de prensa el portavoz del Gobierno ceutí, Jacob Hachuel, con esta medida se pretende evitar que cientos de marroquíes duerman al aire libre en la ciudad, como ha sucedido esta semana, para asegurarse ser los primeros en cruzar a Marruecos con mercancías a la mañana siguiente, así como descongestionar el paso del Tarajal, el único por el que puede transitar cualquier persona y vehículo entre Ceuta y el Reino alauita.

Ese puesto fronterizo ha sufrido cortes esporádicos durante los últimos días debido a las miles de personas que se han concentrado ante las dependencias aduaneras marroquíes protestando por el nuevo régimen de entrada a Ceuta que obliga a los porteadores a usar una infraestructura exclusiva, el denominado 'Tarajal II', y por la elevación de los controles de acceso para los vehículos dedicados al comercio transfronterizo que Marruecos denomina "contrabando".

Hachuel ha explicado que el tipo de tarjetas a repartir se cambiará "periódicamente" para evitar su falsificación y duplicado. Las autoridades confían en que el nuevo sistema sirva para asegurar que no haya más de 4.000 porteadores simultáneamente en los polígonos comerciales del Tarajal, que acogen más de 200 naves en las que los porteadores adquieren o recoger las mercancías para llevarlos a Marruecos al margen de cualquier control aduanero.

La Administración General del Estado ha exigido a los propietarios de esos negocios que elaboren un plan de seguridad que garantice la seguridad de las personas en su interior ante las avalanchas que continuamente se generan en su interior, donde dos porteadoras murieron aplastadas hace ocho años. "El cumplimiento de la Ley no es voluntario", ha advertido el delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, ante las reticencias de los empresarios a asumir el pago de vigilancia de seguridad privada.

La Delegación ha pedido al Gobierno que preside Mariano Rajoy que estudie una modificación del Tratado de Schengen para acabar con la excepción que permite a todos los residentes en la provincia marroquí de Tetuán acceder a la ciudad autónoma sin visado solo con tener pasaporte en vigor.

La población en las localidades del país vecino más cercanas a Ceuta se ha multiplicado "exponencialmente" durante los últimos años alrededor del negocio del 'comercio atípico'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies