La Comisión Islámica exige al Gobierno que no extradite a Marruecos a un presunto terrorista por "razones humanitarias"

Actualizado 29/11/2010 16:54:17 CET

MELILLA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comisión islámica de Melilla (CIM) ha exigido al delegado del Gobierno, Gregorio Escobar, que haga las gestiones necesarias para evitar la extradición a Marruecos de un presunto terrorista islamista, Alí Aaarras, alegando "razones humanitarias". Asimismo, la entidad religiosa ha reclamado al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Melilla (PP), que, a través de un acuerdo plenario y unánime, proceda a denunciar al Ejecutivo de Bélgica "por indefensión de su nacional".

En declaraciones a Europa Press, su portavoz Samir Mohamed ha explicado que reunidos los miembros de la entidad religiosa acordaron comunicar de inmediato a la ciudadanía y al Gobierno de la Nación, en referencia a la extradición de Alí Aarrás, "resuelta desfavorablemente", y la de Mohamed El Bay, "resuelta favorablemente", que seguirán apoyando y defendiendo que no se extradite a Aarrás "como ha hecho desde el principio y de forma incondicional".

Por ello, Mohamed ha explicado que los integrantes de la CIM decidieron en primer lugar "celebrar la sabia decisión del Gobierno de la Nación por haberse negado y paralizado la extradición de Mohamed El Bey al país vecino". De la misma forma la CIM considera que ante la extradición de Alí Aarrás, "un ciudadano belga, hijo de Melilla y de padres españoles", reclama al Ejecutivo de Juan José Imbroda que, a través de un acuerdo plenario y con el consenso de las otras dos fuerzas políticas con representación en la Asamblea, CPM y PSOE, "proceda a denunciar al Gobierno belga por indefensión de su nacional".

"CONFLICTO SOCIAL"

En segundo lugar, la entidad que preside Driss Mohamed Amar aprobó exigir al delegado del Gobierno, Gregorio Escobar, que traslade de forma inmediata lo que supondría la extradición de Alí Aarrás en el contexto de defensa de la comunidad musulmana, respetando el derecho de nuestro país y le responsabilizamos de que la decisión que se pueda tomar genere conflicto social, por lo que le rogamos que por condiciones humanitarias se paralice la extradición".

En tercer y último lugar, la CIM acordó remitir un dossier al respecto al Defensor del Pueblo "en defensa de los derechos fundamentales que amparan a un ciudadano europeo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies