Controlado un pequeño motín que se salda con tres detenidos

 

Controlado un pequeño motín que se salda con tres detenidos

Actualizado 08/03/2015 19:10:01 CET

La Guardia Civil también ha arrestado a otro inmigrante que tras agredir a otros residentes, quiso pegar a los agentes y finalmente se autolesionó

MELILLA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un motín protagonizado por un grupo de inmigrantes en el CETI de Melilla en la noche de este viernes ha acabado con tres detenidos tras la intervención de la Guardia Civil, en concreto los considerados como instigadores, que habían pretendido agredir momentos antes a los vigilantes de seguridad con piedras y una cadena de grandes dimensiones. Pero este no fue el único incidente ocurrido en el CETI porque horas antes otro residente intentó agredir con piedras de grandes dimensiones a otros residentes y, cuando iba a ser reducido por agentes del Instituto Armado, intentó también agredir a los guardias civiles y posteriormente autolesionarse.

Un portavoz de la Comandancia de la Guardia Civil ha explicado que los sucesos se han producido en dos hechos diferenciados, en dos acciones de alteración del orden público y otras figuras delictivas por parte de algunos residentes en el mismo.

El primero se materializó, poco antes de las 0,00 horas, al producirse una alteración del orden por parte de un residente provisto de "unos pinchos" con los que intentaba acometer a otros residentes, a la vez que les arrojaba "piedras de grandes dimensiones".

Al hacer acto de presencia una Patrulla de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de la Guardia Civil y conminarle a que depusiera su actitud, "hizo caso omiso, intentó agredir a los agentes actuantes con los pinchos que portaba y se produjo autolesiones consistentes en arañazos en varias partes de su cuerpo".

La citada fuente ha indicado que finalmente pudo ser reducido y detenido. Su estado de salud es bueno y este sábado ha sido puesto a disposición judicial como supuesto autor de un delito de resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones.

El segundo incidente, de mayor intensidad, se produjo en el mismo lugar poco antes de las 22,00 horas. La Guardia Civil recibió una llamada del servicio de seguridad del CETI en la que advertía de una revuelta en el mismo protagonizada por varios residentes que, provistos de "una cadena de grandes dimensiones" y "piedras", intentaban agredir a los guardias jurados, "recibiendo golpes y empujones".

Desplazadas varias patrullas al lugar, el portavoz policial ha asegurado que los autores del hecho delictivo no desistían en su actitud, a la vez que instigaban a los demás residentes a que se unieran a ellos, "concentrándose un gran número de personas que increparon e insultaron a los agentes actuantes, alterando de forma grave la convivencia y seguridad en el lugar".

Sin embargo, la Guardia Civil pudo finalmente controlar la situación y procedió a la detención de "tres de los instigadores del tumulto", residentes todos ellos en el Centro, evitando con ello una posible revuelta. Los tres detenidos han pasado a disposición judicial como supuestos autores de un delito de desórdenes públicos y otras figuras delictivas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies