Delegación niega "denegaciones arbitrarias" o que "se estampan en la frontera sellos ilegales" entre Melilla y Marruecos

Publicado 13/05/2018 17:15:29CET

MELILLA, 13 May. (EUROPA PRESS) -

La Delegación del Gobierno en Melilla ha rechazado la acusación de la Asociación de Comerciantes en la frontera (Acsemel) y ha negado que se produzcan "denegaciones arbitrarias" o que "se estampen en la frontera sellos ilegales" en el pasaporte a personas de Marruecos.

A través de un comunicado de prensa, la institución que dirige Abdelmalik El Barkani ha señalado que cualquier denegación de entrada a territorio español "se produce conforme a la legalidad vigente, en virtud del Reglamento (UE) 2016/399 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de marzo de 2016, por el que se establece un Código de normas de la Unión para el cruce de personas por las fronteras (Código de fronteras Schengen)".

El organismo oficial ha destacado por tanto que "no se producen denegaciones arbitrarias ni se estampan en la frontera sellos ilegales", sino que la actuación policial, cuando se produce en dicho sentido, "obedece exclusivamente a la aplicación de la normativa vigente, de obligado cumplimiento en nuestro Estado de Derecho"

Según la Delegación, la aplicación de dicha normativa y el proceder policial conforme a la misma no es nada novedoso sino que viene sucediéndose, como impone la ley, desde la entrada en vigor de la normativa de 2016.

TEMERIDAD

Por ello, ha reprochado a Acsemel que "intentar cuestionar o poner en tela de juicio la actuación policial ajustada a Derecho, es una temeridad y una censura ilícita del proceder policial en la frontera".

Asimismo, la Delegación del Gobierno expresa una vez más su respaldo a los agentes que prestan servicio en los puestos fronterizos y subraya que la aplicación de la ley "no es sólo ineludible y obligada sino necesaria para mantener los niveles de seguridad que persigue la normativa vigente".

En este sentido, ha indicado que "resulta inadmisible" que se trasmitan a la población, como supuestos "ilegales", actuaciones policiales ajustadas a la ley que, con su ilícito cuestionamiento público, "ponen injustamente en entredicho el buen proceder de nuestras fuerzas de seguridad en su labor de custodia, vigilancia y control de las fronteras entre Melilla y Marruecos".

Por último, ha incidido que, contra toda denegación de entrada, cabe el correspondiente recurso y que "es por esta vía, y no por la de la campaña publicitaria a partir de argumentos falsos y manipulados, como es posible resolver posibles denegaciones que merezcan su revisión".

Contador