El delegado en Ceuta pide facilitar la reagrupación de menores marroquíes dejados por sus padres

Actualizado 25/01/2012 17:48:53 CET

CEUTA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El nuevo delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González Pérez, ha reclamado "un giro" a la Instrucción que la Fiscalía General del Estado dictó en 2004 para facilitar la reagrupación familiar al otro lado de la frontera de los menores marroquíes que llegan a la ciudad autónoma pero que no se encuentran en situación de desamparo, sino que son dejados en ella por sus progenitores "como si fuera un colegio mayor".

   Ha subrayado que la ciudad está "saturada" de menores extranjeros no acompañados (MENA) y ha culpado directamente a la Instrucción 6/2004 de Cándido Conde Pumpido de que durante los últimos ocho años hayan pasado por la ciudad "unos 6.000 jóvenes marroquíes".

   "Aquí tiene que haber un giro, un cambio, con modificaciones más que legislativas de instrucciones para volver a la coyuntura de 2003, cuando había una relación fronteriza más fluida", ha señalado el delegado.

   Dicha Instrucción estableció que "la repatriación no es un objetivo absoluto que se haya de perseguir a toda costa" sino que debían tomarse en cuenta "otros intereses, como la vida, la integridad física o psíquica y el respeto a los derechos fundamentales del menor, que pueden hacer que la balanza del interés superior de éste se incline finalmente en pro de su permanencia en nuestro país".

   Según González Pérez, Ceuta, cuya Administración local tutela actualmente a unos 200 niños extranjeros, acoge también a "menores emancipados" cuyo "tránsito por la calle" genera "inseguridad ciudadana". "No voy a atreverme a decir que cometen delitos con normalidad pero sí que están generando algún tipo de delitos, aunque el tema siempre haya que enfocarlo desde la protección del menor como prioridad", ha matizado.

   A juicio del delegado, tanto Ceuta como Melilla, precisan de "una instrucción específica" sobre la aplicación de las normas generales. "Hay una legislación para todos, pero también tiene que haber una aplicación especial en las ciudades autónomas porque estamos en frontera con un país en vías de desarrollo que tiene carencias y que genera una llegada masiva de menores", ha advertido González Pérez, quien ha reconocido que "es cierto que la entrada de MENA que después son acogidos por las autoridades españolas a veces no es ilegal, sino legal".

   "Son personas --ha lamentado-- que vienen con su pasaporte en el coche de sus padres y que, al ser expedido en Tetuán, pueden cruzar la frontera sin más trámites; llegan, los sueltan y se olvidan".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies