Gobierno remite un informe sobre el choque Policía-Guardia Civil

EUROPA PRESS
Actualizado 01/09/2016 16:54:59 CET

CEUTA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Ceuta, Nicolás Fernández Cucurull, ha remitido al Ministerio del Interior un "informe" sobre los roces registrados entre mandos de la Policía Nacional y la Guardia Civil el 18 de agosto durante la visita de una delegación de Frontex a la ciudad autónoma para revisar el desarrollo de la 'Operación Minerva', choque que desencadenó un cruce de acusaciones de mutuas faltas de respeto e "invasión de competencias" entre sindicatos y asociaciones de ambas Fuerzas de Seguridad.

En declaraciones a los periodistas, Fernández Cucurull ha explicado que ha redactado un informe sobre el "incidente" para que el Ministerio "adopte las medidas que considere oportunas". El delegado se ha negado a entrar en su contenido o a dar su opinión sobre el enfrentamiento. "He sometido el asunto a los órganos superiores para que actúen como estimen conveniente y sería improcedente que yo me pronunciase antes", ha rechazado las preguntas de los periodistas.

La jefa de Operaciones Conjuntas de Frontex encabezó la delegación de Frontex que visitó Ceuta el pasado 18 de agosto. Asociaciones de la Guardia Civil han reprochado en distintos comunicados a los responsables de la Jefatura Superior que intentaron excluir a la Benemérita de la agenda de actos con distintas maniobras.

Desde la Policía Nacional, varios sindicatos acusaron a mandos del Instituto Armado de intentar inmiscuirse en sus competencias exclusivas e incluso de entrar en dependencias del Cuerpo al estilo "del 23-F".

La Unión Federal de Policía (UFP) denunció que la Guardia Civil está "asumiendo competencias en materia de fronteras y asistiendo a reuniones policiales a las que ni siquiera son convocados" con la "total anuencia" del ministro del Interior, lo que a su juicio genera una "merma" de la seguridad ciudadana "al no atender el benemérito Cuerpo sus obligaciones en aquellas competencias y lugares que la Ley establece".

Igualmente repudió el "permanente acoso, hostigamiento e invasión de competencias de la Guardia Civil con la complicidad de un ministro más preocupado de librarse de los escándalos políticos que le acechan que de poner orden en Interior y de velar por el cumplimiento de la ley".

El Sindicato Profesional de Policía (SPP) también censuró el "obcecado intento" de los responsables de la Benemérita por "conseguir una fotografía que cubriese su lamentable error de descoordinación" en el despacho del Jefe Superior local, que con un 'en mi despacho mando yo' rechazo la toma de ninguna imagen aunque del suceso se grabó un vídeo "manipulado para dejarle mal" posteriormente divulgado en los medios.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) añadió a los últimos "desplantes" otros anteriores como "el intento de registro en la frontera del coche oficial del Jefe Superior de Ceuta sin motivo alguno" o "la denegación del acceso al perímetro fronterizo argumentando desconocer de quién se trataba".

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil interpretó lo sucedido el 18 de agosto como "un inadmisible episodio de menosprecio" hacia la Benemérita pese a que "se había acordado que todos los actos y visitas se realizarían con representación de los dos Cuerpos".

La Asociación Unificada de Guardias Civiles aprovechó el altercado para reclamar "que se adopten las medidas legislativas oportunas" con el fin de "afrontar de una vez por todas la reforma del modelo policial español y evitar tan lamentables hechos de descoordinación y duplicidad de competencias que lastran enormemente el servicio de calidad que la seguridad pública debe prestar a la ciudadanía".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies