El delegado del Gobierno asegura que las cuchillas están desde el año 2005

 

El delegado del Gobierno asegura que las cuchillas están desde el año 2005

Actualizado 17/12/2013 22:27:15 CET

MELILLA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, ha manifestado que el debate de las cuchillas en la valla "es ficticio" porque asegura que "la concertina nunca ha dejado de estar en la valla". "Se quitó en la línea interior del triple vallado fronterizo, es decir, en la valla sita en el interior de Melilla, pero jamás se retiró del vallado exterior que limita con Marruecos", ha afirmado El Barkani.

   El representante gubernamental ha subrayado que "no es verdad que el Gobierno esté reinstalando una concertina que se hubiera quitado de la valla en 2007 como aseguran los socialistas" porque sostiene que la misma nunca se quitó. Abdelmalik El Barkani ha querido dejar en su justo término "un debate ficticio que ha convertido la concertina en una polémica ruidosa y deformada, totalmente alejada de la realidad e interesadamente avivada de forma torticera por algunos partidos políticos, especialmente el PSOE".

   "La concertina --ha señalado la autoridad gubernativa-- se colocó en 2005 coronando todo el perímetro de la valla interior y, desde la base hasta cuatro metros de altura, en la línea exterior que linda con Marruecos". En 2007, según ha añadido, se retiró, pero sólo de la valla interior, nunca de la exterior, como tampoco se retiró nunca de la valla fronteriza de Ceuta".

   Con esta precisión, Abdelmalik El Barkani ha dicho que pretende desmontar "la actitud demagógica del Partido Socialista y de quienes le corean, a pesar del silencio que guardaron cuando, en 2005, de manera más agresiva, el PSOE desplegó la concertina por toda la valla fronteriza". El delegado del Gobierno ha declarado que "no se puede convertir en un pulso mediático contra el Gobierno de la Nación un asunto de Estado que sólo pretende reforzar, de forma mucho menos agresiva de lo que lo hizo el PSOE, el sistema anti-intrusión del vallado fronterizo de Melilla".

   "Hablamos --ha añadido el delegado-- de medidas disuasorias pasivas que no buscan lesionar a nadie y que, en todo caso, sólo harían daño a quienes intencionadamente intenten superarlas; como puede hacer daño caer desde una valla de seis metros de altura, extremo que desgraciadamente ya ha sucedido con mortales consecuencias para algún inmigrante".

   No obstante, el delegado insiste que asaltar la valla no es ningún método admisible de entrada en España. "Existen puntos habilitados para entrar en el país. Este modelo de inmigración, que asalta masiva y violentamente la valla de Melilla, no es admisible. No podemos resignarnos a que éste deba ser el modelo de inmigración que hay que proteger. Hacerlo supone beneficiar aún más a las mafias que trafican con seres humanos".

BENEFICIOS DE LAS MAFIAS

   A juicio de Barkani "no hay que olvidar que este tipo de inmigración irregular sólo beneficia a las mafias que explotan y trafican con personas, poniendo en serio riesgo las vidas de los mismos inmigrantes y no precisamente por la concertina".

   Ha recalcado que la valla debe reforzarse con medidas anti-intrusión que permitan frenar dicho modelo de inmigración. Si bien, subraya que ésta no puede ni es la única medida, por lo que recuerda "el programa de retorno voluntario de inmigrantes radicados en el entorno melillense que ya se ha puesto en marcha por el Ministerio del Interior en cooperación con la OIM (Organización Internacional de Migraciones) y que ya ha empezado a dar sus frutos con un primer grupo de migrantes que ha decidido acogerse al mismo".

   "Como he dicho mil veces --ha continuado el delegado del Gobierno-- es preciso que la Unión Europea se implique en mayor medida en la defensa de su frontera sur, que se acuerde una política común europea ante la inmigración más solidaria con los países de origen de esos migrantes y que, a la vez, sea implacable contra las mafias que trafican con seres humanos".

   El delegado ha recordado por último que este Gobierno "es tan sensible como el que más al drama de la inmigración irregular" pero se ha reafirmado en que "una inmigración de este tipo no está abocada más que a la marginación y la explotación por parte de las mafias".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies