Denuncian al Gobierno de Ceuta por reformar el centro de la ciudad para "pagar con dinero público la campaña del PP"

Infografía sobre cómo quedará el centro de Ceuta
GOBIERNO DE CEUTA
Publicado 10/02/2018 13:22:14CET

CEUTA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El segundo grupo de la oposición en la Asamblea de Ceuta, la coalición Caballas, ha presentado una denuncia ante el Juzgado de Guardia de la ciudad autónoma por un presunto delito penal de prevaricación contra el Gobierno autonómico que preside Juan Vivas (PP) en general y su consejero de Fomento, Néstor García, en particular, por la tramitación sin exposición pública de las obras que ha encomendado ejecutar a Tragsa en el centro de la ciudad durante los próximos 14 meses.

Los portavoces de la formación localista, que ejercerá la acusación particular, Juan Luis Aróstegui y Mohamed Ali, estiman que la Administración ha vulnerado de forma "manifiesta" la normativa urbanística vigente al eludir someter el proyecto al trámite de exposición pública "con el único objetivo de acelerar su ejecución para que esté terminado antes de las próximas elecciones, y así pagar la campaña del PP con dinero público en un intento de blanquear su desastrosa gestión con cuatro fuentes, un jardín vertical y unas cuantas farolas".

Según la denuncia, a cuyo contenido íntegro ha tenido acceso Europa Press, el Gobierno de Ceuta "es perfectamente conocedor de que está incumpliendo la ley de manera flagrante y consciente", y "es más que probable que la encomienda de gestión a Tragsa y en consecuencia la ejecución del proyecto queden anulados", por lo que Caballas ha solicitado la suspensión cautelar de las obras, que comenzaron a finales de enero, con el fin de "evitar que se tenga que proceder a su demolición para volver a la legalidad urbanística, con el consiguiente perjuicio económico para la institución".

Entre las supuestas "ilegalidades" detectadas por Caballas está dedicar un solar catalogado para la construcción de viviendas a "un jardín vertical", la "sustracción" de su adjudicación al procedimiento de concurso y la eliminación del trámite de exposición pública "pese a que se pretenden peatonalizar dos calles contra las previsiones del Plan General de Ordenación Urbana y el Plan Especial de la Gran Vía.

En declaraciones a los medios, el consejero de Fomento ha asegurado que no está "preocupado" por la acción judicial de Caballas, ya que "informes jurídicos y técnicos justifican que no se trata de un proyecto de urbanización sino de uno ordinario". A juicio de Néstor García, la formación localista solo pretende "conseguir con una burda manipulación de la Justicia lo que no ha logrado con los votos, bloquear la acción de gobierno".

El Ejecutivo de Ceuta ha encomendado a Tragsa por 7,8 millones de euros la reforma integral de la avenida Sánchez Prados, la arteria principal del centro de la ciudad autónoma, y las calles de su entorno.

El "principal elemento integrador" de la futura Gran Vía que "marcará la imagen de todo el conjunto" serán 16 "farolas de gran porte y estilo modernista con pinceladas eclécticas" inspiradas en las del Paseo de Gracia de Barcelona "de hierro forjado con elementos singulares como una esfera almilar en la parte superior, el escudo de la ciudad y un dragón como elemento de sustentación" que tendrán un coste de casi 60.000 euros por unidad.

Otros grupos de la oposición como el PSOE y el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MdyC) también han criticado el "despilfarro" que a su juicio supone semejante inversión cuando las barriadas de la periferia presentan un "lamentable estado de abandono".

El Gobierno de Vivas argumenta que con esta actuación se conseguirá "revitalizar" la actividad económica y turística en el corazón de la ciudad autónoma, zona para la que se está redactando una nueva Ordenanza que exigirá a los negocios allí instalados dar "apariencia de calidad".