Descubren en Melilla a dos inmigrantes en un doble fondo de un vehículo en la frontera con Marruecos

Imagen de dos inmigrantes subsaharianos ocultos en un doble fondo de un coche
GUARDIA CIVIL
Publicado 12/03/2018 23:27:13CET

MELILLA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha interceptado en la frontera de Melilla con Marruecos un coche con dos inmigrantes subsaharianos ocultos bajo una plancha metálica construida bajo los asientos traseros, tras lo que se ha detenido al conductor, un marroquí de 33 años de edad. Los agentes han logrado la localización con el uso de los detectores de latidos de corazón que se emplean en los registros selectivos entre los más de 4.000 vehículos que acceden diariamente a la ciudad española procedentes del reino alauí.

Según ha informado este lunes una portavoz de la Comandancia, los hechos se han producido en la Aduana de Beni-Enzar, al fiscalizar la Guardia Civil un vehículo marca Mercedes, modelo A170D, con placas de matrícula marroquí, que en esos momentos accedía a la ciudad, procedente de Marruecos, ocupado a primera vista únicamente por su conductor.

Sin embargo, al iniciarse el reconocimiento fiscal del vehículo, a pesar de la apariencia externa de normalidad, sin signos de manipulación, "un detalle de interés policial levantó las sospechas de los agentes actuantes", por lo que han sometido el coche a la inspección mediante "la máquina de detección de latidos", que ha dado resultado positivo, por lo que han procedido "al aseguramiento del conductor" para que no huyera a la carrera hacia Marruecos.

4.000 EUROS POR INMIGRANTE

La portavoz policial ha detallado que de esta forma han llegado a la inspección del habitáculo correspondiente a las plazas traseras y han comprobado bajo los asientos "una plancha soldada bajo la tapicería", así como la existencia de unos pequeños huecos, en los que se podía ver a dos personas en su interior.

La plancha metálica, ha añadido la citada fuente, ha tenido que ser arrancada con la ayuda de palanca y elevador hidráulico, para proceder a extraer a las dos personas allí introducidas, "tratándose de dos varones, de procedencia subsahariana, que se encontraban exánimes, desfallecidos, entumecidos e incapaces de mantenerse en pie", por lo que se les ha practicado primeros auxilios que han conllevado a su estabilización, a la vez que han sido atendidos por los servicios médicos de la ambulancia solicitada.

El conductor detenido es un varón de 33 años de edad, de nacionalidad marroquí, el cual ha pasado a disposición judicial, como presunto autor de un delito contra los ciudadanos extranjeros, conocido como "tráfico de inmigrantes".

Por último, el portavoz de la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla ha especificado que "las mafias que trafican y se lucran con este drama cobran del orden de 4.000 euros a cada uno los inmigrantes" que intentan pasar en dobles fondos de vehículos a la ciudad autónoma.