Detenido en Melilla el destinatario de un paquete postal con 2.198 pastillas psicotrópicas

Medicamentos aprehendidos
GUARDIA CIVIL DE MELILLA
Actualizado 07/06/2018 18:00:18 CET

Acudió a Correos a recoger el paquete y huyó a la carrera cuando el funcionario le remitió al guardia civil del servicio fiscal

MELILLA, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha aprehendido un paquete postal en Correos de Melilla con 2.198 pastillas psicotrópicas, motivo por el que destinatario ha sido detenido para ser puesto a disposición judicial como supuesto autor de un delito contra la salud pública.

Según ha informado este jueves un portavoz de la Comandancia, la Guardia Civil, en su faceta de Resguardo Fiscal del Estado, y bajo la dependencia funcional de los Servicios de Aduanas, descubrió que un paquete declarado como productos capilares, en realidad contenía medicamentos psicotrópicos en pastillas.

En el momento de la personación del destinatario del paquete para su recogida, y al comunicarle el funcionario de Correos que atendía que se encontraba a disposición de la Aduana, custodiado por la Guardia Civil, éste abandonó el lugar a la carrera.

Ante la sospecha de que el contenido del paquete contuviera alguna sustancia prohibida o peligrosa, se activó el protocolo de actuación y se dispuso su apertura con las medidas oportunas de seguridad comprobando que su contenido eran medicamentos.

HIPNÓTICA Y MIORRELAJANTE

El portavoz policial ha explicado que tras su recuento y fiscalización resultaron ser diez cajas con 98 'blísters' de un medicamento cuyo principio activo es el clonazepam, y otros 15 botes con un contenido de 728 pastillas de otro medicamento cuyo principio activo es el alprazolam.

El recuento total conlleva un total de 2198 pastillas, cuyo principio activo principal es la benzodiazepina perteneciente al grupo de sustancias con actividad ansiolítica, hipnótica, miorrelajante y antiepiléptica y cuya dispensación requiere siempre prescripción facultativa, además de un control en toda su cadena de custodia.

El informe elaborado por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, de las muestras remitidas por los agentes investigadores, ha concluido que el hecho en cuestión constituye un serio atentado contra la salud publica, al poderse desviar su consumo sin las garantías sanitarias que lo regulan.

IDENTIDAD FALSA DEL REMITENTE

La citada fuente ha detallado que la línea de investigación ha concluido con la certeza de que la identidad de la persona que facturó el paquete desde Málaga utilizó una identidad falsa y la localización y puesta a disposición judicial de la persona que acudió a la Oficina de Correos a recogerlo.

Éste último se trata de un ciudadano de nacionalidad española, natural y vecino de Melilla, que finalmente ha reconocido ser el destinatario de la mercancía y su adquisición, y ha pasado a disposición judicial como supuesto autor de un delito contra la salud pública. Los medicamentos han quedado intervenidos a disposición de la autoridad judicial que entiende del caso.

Contador