Detenido en Melilla un marroquí residente en Francia que embarcaba a Almería con 27.200 gramos de hachís en su coche

Detenido en Melilla un marroquí que embarcaba con hachís en su coche
GUARDIA CIVIL
Publicado 02/03/2018 23:48:57CET

MELILLA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido en Melilla a un hombre de nacionalidad marroquí, de 61 años de edad, con residencia en Francia, cuando pretendía embarcar en el ferry de Almería con 27.200 gramos de hachís escondidos en el interior del depósito de combustible del coche que conducía.

Según ha informado este viernes un portavoz de la Comandancia, la intervención se ha desarrollado durante los registros selectivos y aleatorios de los vehículos que realizan su embarque en los distintos buques comerciales que parten hacia la península.

La citada fuente ha detallado que los agentes, al inspeccionar un vehículo con placas de matrícula francesas, marca Renault, modelo Space, ocupado por un conductor y único ocupante, se percataron que el conductor, durante las preguntas del agente actuante, "presentaba un comportamiento anómalo y con síntomas evidentes de nerviosismo".

Una vez realizado el control documental del conductor y del vehículo, y con ayuda de un can del servicio cinológico, realizaron un registro exhaustivo del mismo, donde instantes después "el can marcó de forma indubitada" la posibilidad de estupefaciente oculto en el depósito de combustible, por lo que procedieron a su desmontaje e inspección, hallándose la droga oculta.

Tras el análisis y pesaje de la droga oculta que contenía el depósito, resultó ser "polen de hachís", que contiene la más alta concentración del principio activo de este tipo de estupefaciente, con un peso aproximado de 27.200 gramos.

El conductor del vehículo, y único ocupante, es un ciudadano de nacionalidad marroquí, varón, de 61 años de edad, con residencia en Francia, "lugar posible del destino de la droga intervenida", ha precisado.

El detenido ha sido puesto a disposición judicial, como supuesto autor de un delito contra la salud pública, junto a la droga intervenida y el vehículo utilizado en la comisión del ilícito penal.

Con esta actuación, la Guardia Civil ha evitado la distribución y comercialización en el mercado ilícito de más de 109.000 dosis de este tipo de estupefaciente.