Dos pilotos de motos de agua, libres tras ser condenados a 6 meses de cárcel por intentar introducir migrantes en Ceuta

Publicado 16/09/2017 17:35:38CET

CEUTA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

Dos ciudadanos marroquíes de 37 y 23 años cuyas identidades responden a las iniciales A. T. y N. B. han aceptado este sábado ser condenados a seis meses de prisión por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros después de que este viernes fuesen detenidos por la Guardia Civil a bordo de sendas motos acuáticas cuando pretendían introducir irregularmente en Ceuta a otros dos compatriotas. Sus penas han quedado en suspenso al no tener antecedentes penales, según han explicado fuentes judiciales a Europa Press.

Funcionarios de la Comandancia local de la Benemérita localizaron a primera hora de la mañana de este viernes a los dos condenados a través del Sistema Integrado de Vigilancia del Estrecho (SIVE) cuando, a bordo de dos motos de agua, navegaban desde aguas jurisdiccionales marroquíes hacia la zona de afección marítima de la ciudad autónoma.

El Servicio Marítimo del Instituto Armado movilizó una embarcación para interceptarlas, algo que consiguió a pesar de sus "maniobras evasivas" y de que una incluso puso rumbo de fuga hacia la costa andaluza.

Una vez en las dependencias oficiales los pilotos fueron acusados de dos delitos contra el derecho de los ciudadanos extranjeros y desobediencia a agentes de la autoridad, mientras que los migrantes que transportaban, dos marroquíes de 29 y 37 años, fueron sometidos a un reconocimiento sanitario antes de ser entregados al Cuerpo Nacional de Policía "a los efectos pertinentes en materia de extranjería".

El traslado de extranjeros en motos de agua se ha convertido este verano en la fórmula más utilizada para introducir migrantes irregularmente en Ceuta tanto a través de aguas del Estrecho de Gibraltar como por la bahía sur de la ciudad autónoma.

El número de los foráneos arrojados junto a las playas de la localidad española se acerca al centenar desde principios de julio y el Servicio Marítimo de la Guardia Civil ha logrado detener a media decena de pilotos que suelen ser condenados a penas de multa o de cárcel sin ingreso en prisión, ya que el nuevo Código Penal ha reforzado las exigencias para aplicar agravantes por poner en peligro la vida o la integridad física de los foráneos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies