La embajadora húngara en España ve "eficiente" valla de Ceuta

Actualizado 18/09/2015 22:29:12 CET

CEUTA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La embajadora de Hungría en España, Eniko Gyori, ha asegurado este viernes que el doble vallado fronterizo de Ceuta le parece "eficiente" y ha defendido que su país ha optado por construir una defensa similar en su límite terrestre con Serbia porque "no tuvo elección" y porque "nadie nos ha dado una solución mejor".

   En declaraciones a los medios tras reunirse con el delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, la diplomática húngara ha asegurado que lo que su país quiere es "un control eficiente de las fronteras exteriores de la Unión Europea, que es lo que estamos haciendo nosotros". "España hace un gran trabajo en ese sentido con corazón y cabeza, cooperando con sus vecinos y combinando todo eso con políticas de desarrollo", ha comparado.

   Gyori ha asegurado que tenía pensado visitar Ceuta desde hace "meses" y se ha mostrado "muy agradecida" por la atención que la han dispensado las autoridades locales. "Esta ciudad está en la frontera exterior de la UE y Hungría está en otra frontera exterior en una situación muy difícil para la que necesitamos cooperación y soluciones conjuntas", ha destacado la embajadora, que ha subrayado que "Europa debe aprender de lo que realiza España desde hace muchos años".

   La diplomática ha argumentado que para Hungría "lo importante es el control y el registro de todas las personas" que quieren acceder a su territorio y ha destacado que la valla levantada en los 175 kilómetros de frontera terrestre con Serbia "sirvió al principio, en agosto, para canalizar los flujos de inmigrantes hacia los puntos fronterizos".

   "La frontera no está cerrada: hay puntos para que quien quiera acceder legalmente pueda hacerlo, para pedir asilo si se es refugiado y que se puedan investigar esas solicitudes con un proceso acelerado que funciona, pero cruzar la frontera por cualquier lado es ilegal y está penalizado de forma estricta", ha contextualizado.

   La embajadora ha dado por hecho que si los "flujos" de migrantes "se desvían hacia Croacia" su país tendrá que tomar medidas. "Hungría no tenía la intención de construir vallas pero nos forzó una situación de emergencia y nadie nos dio una solución mejor: si alguien la tiene, que nos la diga", ha invitado sin olvidar que, según su criterio, su país "no es el primer punto de entrada en la UE" para los potenciales refugiados sirios.

   "El 99 por ciento ya ha pisado suelo de la Unión Europea, uno o dos países miembros, porque no llegan volando, vienen por tierra", ha advertido la embajadora, que ha reclamado más "solidaridad" y "sensibilidad" con los países que son frontera exterior de la UE a los que no lo son.

   "Nos echaron la culpa por cerrar la frontera y por no cerrarla; por una cosa y al día siguiente por la otra; por la valla cuando semanas antes algunos habían construido otra enorme... Esta política de doble rasero no está en línea con el espíritu europeo", ha reprochado.

   A juicio de la embajadora, "hace falta más solidaridad, más atención y un orden estricto de cómo hacer las cosas" porque "si hubiese un control eficiente europeo de las fronteras exteriores, esfuerzos sincronizados, después se podría trabajar en otras cosas, en atender a quienes de verdad son refugiados, en ayudar a Turquía y Jordania, países más próximos a su lugar de origen como dice la Convención de Ginebra, para que un día puedan regresar a sus casas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies