El Gobierno da por erradicados los "pisos patera" en Ceuta

Actualizado 07/02/2017 16:46:05 CET

CEUTA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Presidencia y Gobernación del Gobierno de Ceuta, Jacob Hachuel (PP), ha dado por eliminados los "pisos patera" que "con hasta veinte personas y más empadronadas" existían en la ciudad autónoma y contra los que en 2013, cuando se calculó que había 175, se inició una "lucha constante" a través de la depuración del Padrón municipal que ha permitido dar de baja a más de 10.000 personas.

El también portavoz del Ejecutivo autonómico ha tildado de "ejemplar" la estrategia trazada por su antecesora al frente del Área de Estadística, que a través de visitas sistemáticas y "aleatorias" de la Policía Local consiguió aflorar más de 4.000 inscripciones indebidas como residentes solo en 2015. El año pasado se sacó del Padrón a cerca de 800 personas; en 2014, a casi 2.000; en 2013 a "más de 4.000"; y solo durante el primer mes de 2017, a otras 153.

Agentes de la Policía Local realizaron en enero un total de 456 inspecciones domiciliarias "para verificar que sus ocupantes seguían empadronados en la ciudad". Como resultado de las mismas, 289 arrojaron resultado positivo y 154 generaron "bajas", quedando 13 a la espera de una nueva revisión.

Hachuel ha explicado en rueda de prensa que los funcionarios hacen hasta tres visitas antes de que se inicie el correspondiente expediente de baja y que, además de en las propias viviendas, "recaban información en contacto con los vecinos y los comercios cercanos".

El Gobierno que preside Juan Vivas ha anunciado que el combate contra el empadronamiento irregular seguirá siendo "constante" porque las inscripciones indebidas "lesionan los derechos del resto de la ciudadanía en el acceso a la Educación, la Sanidad, las ayudas sociales o los programas de empleo".

La población censada en la ciudad autónoma se situaba a fecha 1 de enero de 2016, a la que corresponde la última actualización del INE, en 85.519 personas, 5.433 de ellas extranjeras. Durante los últimos seis años, a pesar de las bajas tramitadas, ha crecido por encima del 9%, según la explicación de la Administración debido al retorno forzado por la crisis económica de emigrados que han buscado "refugio" en su entorno familiar y las ayudas sociales de la Ciudad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies