El Gobierno no comparte que se rechace en Melilla a turistas marroquíes con compras y anima a denunciar

Actualizado 28/03/2018 16:34:12 CET

MELILLA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Delegación del Gobierno en Melilla, ante las continuas quejas de turistas marroquíes a los que la Policía Nacional no les permite regresar a Marruecos cuando llevan dos bolsas de compras y los remiten a la fila del "contrabando", ha asegurado este miércoles que "hechos así no deben suceder", y ha pedido a los afectados que estas denuncias "deben realizarse formalmente" en la Jefatura Superior, en vez de únicamente en los medios de comunicación y las redes sociales, "para que puedan estudiarse y atenderse debidamente".

Estas quejas han aumentado desde que el 30 de noviembre de 2017 abrió en la ciudad española del Norte de África el primer Parque Comercial con diferentes franquicias de renombre y que atraen a miles de marroquíes de las zonas limítrofes, que realizan compras de alimentos, ropa, calzado, electrónica, relojería y otros productos.

Sin embargo, desde esas fechas se han denunciando casos en los que efectivos de Unidad de Intervención Policial (UIP) que controlan el paso de mercancías en la frontera entre Melilla y Marruecos confunden a estos turistas cuando portan dos bolsas con los contrabandistas y les impiden el paso por la zona peatonal, remitiéndolas a la fila del "contrabando", ocupada por cientos de personas con bultos a sus espaldas y con un tráfico muy lento que pueden alcanzar varias horas.

Esta situación ha llevado a estos clientes a regresar al Parque Comercial o los comercios del centro de la ciudad, donde han adquirido las mercancías para devolverlas, esgrimiendo que no les dejan pasar a pesar de tener las facturas de sus compras, pero se han encontrado que muchas veces no les reintegran el dinero, lo que les ha llevado a realizar decenas de quejas antes los medios de comunicación de Melilla y en las redes sociales.

"HECHOS ASÍ NO DEBEN SUCEDER"

Ante esta situación, y dados los casos que se están denunciando esta semana tanto en redes sociales como en medios de comunicación, la Delegación del Gobierno en Melilla ha señalado este miércoles que "como ha dicho reiteradamente el delegado (Abdelmalik El Barkani), cualquier disfunción que pueda darse en la frontera se ha de corregir".

En este sentido, ha indicado que denuncias como la comentada "deben realizarse formalmente, con datos precisos de cuándo ha ocurrido (día y hora) y por parte de una persona debidamente identificada, para que puedan estudiarse y atenderse debidamente".

De este modo, ha apuntado que "la reclamación o denuncia puede presentarse en Jefatura de Policía, Comandancia de la Guardia Civil o en esta Delegación del Gobierno".

No obstante, ha admitido que, "en resumen, hechos así no deben suceder". Una portavoz gubernamental ha explicado que "una compra para consumo personal debidamente justificada no debe tener problemas para que el comprador pase con ella a Marruecos, tal cual ha dicho en más de una ocasión el delegado".

Por todo ello, ha concluido señalando que "desde la Delegación pedimos que las reclamaciones, para ser efectivas, se hagan llegar a los organismos con competencia para resolverlas, con el fin de aclararlas y poder corregir posibles disfunciones en el caso de haberlas".