Grandes retenciones a pie y en coche para entrar desde Marruecos a Melilla por la Feria

Actualizado 04/09/2018 23:10:23 CET

MELILLA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La frontera entre Melilla y Marruecos sufre la tarde de este martes grandes colas de vehículos y sobre todo de peatones para acceder a la ciudad española para poder disfrutar de la Feria, con esperas que superan la hora y media en los peatones y las dos horas en los vehículos, según informan testigos presenciales

Así, han detallado que si normalmente los peatones no tienen que sufrir ninguna retención en el acceso a Melilla cualquier tarde un día normal, "este martes las esperas para entrar a pie a Melilla por Beni Eznar superan la hora y media, una situación que afectan tanto a marroquíes como a españoles, dado que no hay separación de carril comunitario".

Asismimo, han detallado que muchos jóvenes marroquíes son obligados a dar media vuelta al exigírseles el visado, aunque las citadas fuentes no han podido precisar si este martes se pide por parte de la Policía Nacional mostrar un mínimo de 60 euros para permitirles el paso, como sí ocurrió el sábado. Es una medida que, han añadido, sirve para seleccionar las personas que pasan y evitar sobre todo la presencia de jóvenes sin dinero en el recinto ferial "por motivos de seguridad".

Estas retenciones llevan repitiéndose desde el sábado, cuando comenzó la Feria de Melilla, aunque indican que la tarde de este martes ha habido un repunte respecto al domingo y lunes atraídos por el menor precio de las atracciones, dado que se celebra el Día del Niño, en el que los carricoches y demás atracciones feriales tendrán descuentos de entre el 30 y 50 por ciento.

Por último, han apuntado que uno de los que querían colarse subiendo por la barrera y que se negaba a atender las indicaciones de los policías marroquíes cuando pretendía saltar la cola en la llamada 'jaula' fue detenido por los agentes marroquíes.

Contador