Un grupo de marroquíes vuelve a apedrear a los policías españoles en la frontera de Melilla

Actualizado 14/11/2012 14:23:02 CET

MELILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de algo más de diez marroquíes liderados por el vicepresidente del 'Comité de Liberación de Ceuta y Melilla' protagonizaron en la noche de este martes un nuevo apedreamiento desde la llamada "tierra de nadie" contra los policías nacionales que controlan la frontera entre Marruecos, según ha informado a Europa Press el propio vicepresidente de dicha plataforma promarroquí, Said Chramti.

La protesta violenta, según señala, se ha producido como rechazo a la detención en Melilla de uno de los lanzadores de piedras, tras traspasar la frontera 15 días después de los sucesos del 27 de octubre y ser reconocido por los agentes tanto como propios testigos de los hechos como por vídeos colgados en Youtube.

Por su parte, la Jefatura Superior de Policía ha comunicado que los hechos se produjeron sobre las 20,15 horas aproximadamente, cuando "varios activistas del autodenominado Comité de Liberación de las Ciudades de Ceuta y Melilla, entre los que se encontraba Said Chamtri, se han acercado hasta la puerta peatonal que da acceso a ciudadanos comunitarios, a fin de intimidar a los agentes que se encontraban de servicio".

"Al percatarse de esta situación, el Jefe de Servicio ordenó a funcionarios de la Unidad de Intervención Policial (U.I.P.) que se aproximasen a la mencionada puerta por si se produjera alguna agresión", según ha explicado el portavoz policial, que añade que "seguidamente los activistas concentrados lanzaron tres botellas de cristal que impactaron contra la valla, no produciéndose daños personales".

Por último, ha asegurado que "sobre las 20,35 horas, Said Chamtri y el resto de los jóvenes que le acompañaban abandonaron el lugar en dirección hacia Marruecos".

Chamtri también ha añadido que el apedreamiento de anoche se prolongó durante 15 minutos y se lanzaron piedras, botellas de cristal y otros objetos contundentes y, según Chramti, una de las botellas de cristal impactó en uno de los agentes de la Unidad Intervención Policial (UIP) "pero no le produjo lesiones porque llevaba casco".

Sin embargo, el portavoz de la Jefatura Superior de Policía "desmiente categóricamente que un agente de la U.I.P. haya recibido el impacto de una botella de vidrio llena de líquido en la cabeza, ni que se haya producido daño personal alguno en el transcurso de los hechos arriba relatados".

Asimismo ha aclarado que "en los minutos que duró esta situación, la frontera de Beni Enzar permaneció abierta, tanto en el sentido de entrada como en el de salida".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies