La Hermandad de Ceuta que dedicó una 'levantá' a un investigado por abusos no quiso "polemizar"

Paso de la Hermandad de Las Penas de Ceuta
CEDIDA
Actualizado 01/04/2018 22:43:10 CET

CEUTA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Hermandad de Las Penas de Ceuta, que la madrugada de Viernes Santo dedicó la última 'levantá' en la calle de uno de sus pasos a quien fuera su hermano mayor, actualmente investigado judicialmente por la presunta comisión de delitos de tenencia de pornografía infantil, corrupción de menores y abusos sexuales, ha asegurado este domingo en un comunicado a los medios que con ese homenaje no quiso "polemizar" ni "dañar la sensibilidad de nadie".

La Junta de Gobierno de la Fervorosa y Agustiniana Hermandad de Penitencia y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de las Penas se ha reunido en una sesión "extraordinaria y urgente" para dejar claro que ni durante sus "cultos internos y externos", ni en la estación de penitencia de Jueves Santo, tuvo "intención alguna de polemizar ni de dañar la sensibilidad de nadie con sus actuaciones".

El capataz de los costaleros que llevaban a Nuestra Señora de las Penas, Javier Pérez, instó a la cuadrilla a dedicar la última 'levantá' de la procesión a A.D.B. "en la calle, que es donde están pasando todas las cosas", porque hay personas que le quieren "arruinar la vida" y para que "no lo consigan".

En declaraciones al diario digital 'Ceutaldia', Pérez ha asegurado que "lo hicimos y lo volveríamos a hacer 40 veces, las veces que haga falta", frente al, desde su punto de vista "injusto", trato que está recibiendo el antiguo hermano mayor, que a finales de enero se vio obligado a dejar el colegio San Agustín en el que trabajaba desde hace décadas tras dictarse sobre él una orden de alejamiento del centro escolar.

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta ha comenzado a tomar declaración a al menos una decena de alumnos y antiguos alumnos de ese colegio tras reunir "indicios suficientes" para pensar que el investigado, que en noviembre fue denunciado por la familia de un alumno tras localizar fotos de índole sexual en el teléfono móvil del joven, "cometía en ocasiones" presuntos delitos de corrupción de menores, tenencia de pornografía infantil y abusos sexuales en el ámbito escolar.

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Benemérita detuvo al profesor, registró su domicilio y se incautó de diverso material informático en el que se han localizado "muchas" fotografías de menores con contenido sexual y desnudos explícitos tomadas tanto en el ámbito escolar como en entornos privados que para la jueza instructora suponen que "existen indicios fundados de la comisión, cuando menos, de un delito de corrupción de menores, tenencia de pornografía infantil y abusos sexuales".