Hiere a la pareja de su exmujer tras citarse para resolver sus diferencias

Actualizado 04/09/2015 14:59:19 CET

MELILLA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en Melilla a un hombre por herir a otro al que agredió repetidamente con una palanqueta después de citarse ambos a través de mensajes de móvil para resolver una disputa por una relación con una misma mujer. El agredido presentaba heridas por las que sangraba abundantemente, siendo trasladado en ambulancia a un centro médico.

Según ha informado a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, los dos hombres mantuvieron una conversación mediante mensajes de texto de teléfono móvil de whatsapp durante la tarde del miércoles que, al parecer, fue progresivamente subiendo de tono. Finalmente acordaron resolver sus diferencias en persona, citándose a las 21.30 horas delante de un establecimiento comercial situado en la calle Mar Chica del Barrio del Real.

Según se recoge en la declaración del agredido, un melillense de 48 años, una vez en el lugar el otro hombre "comenzó a mostrarse muy agresivo y violento, abalanzándose sobre él y comenzando a agredirle con una palanqueta". A pesar de sus intentos de defenderse, no pudo zafarse de los repetidos golpes que estaba recibiendo, "teniendo que intervenir varios vecinos para conseguir desarmar al agresor".

CUATRO PUNTOS DE SUTURA

El portavoz policial ha explicado que un ciudadano llamó a la Sala del 091 alertando de lo que estaba sucediendo, personándose a los pocos minutos un indicativo del Grupo de Atención al Ciudadano (GAC). Los agentes solicitaron una ambulancia para trasladar a un centro médico al agredido, al presentar éste heridas en antebrazo izquierdo y mano derecha por las que sangraba abundantemente.

El agresor fue detenido y trasladado a la Jefatura Superior donde, al ser preguntado por el motivo de la discusión, manifestó que su exmujer es la actual pareja del agredido y que habían iniciado una discusión por medio de mensajes de texto, citándose finalmente para hablar en persona. Además admitió ser el autor de los hechos, reconociendo que "había perdido los papeles y se había dejado llevar".

El agredido, tras recibir cuatro puntos de sutura en el antebrazo izquierdo, fue dado de alta. El detenido, al carecer de antecedentes, tener domicilio conocido en Melilla y considerando que no se sustraerá a la acción de la Justicia, fue puesto en libertad con cargos, con la obligación de comparecer ante la Autoridad cuando sea requerido para ello.