El hombre que reveló las supuesta irregularidades en el voto por correo de Melilla denuncia sufrir amenazas de muerte

Actualizado 26/01/2011 22:15:24 CET

MELILLA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El hombre clave en el sumario que se sigue contra PSOE y CPM por supuestas irregularidades detectadas en la ciudad autónoma de Melilla en el voto por correo en las elecciones generales de 2008 que, el ex socialista Nordin Abdel-lah, también asegura haber recibido amenazas de muerte, al igual que ha ocurrido con otra ex socialista, Ikran Aanan, la última este pasado lunes.

En declaraciones a Europa Press, Nordin Abdel-lah, que trabajó como auxiliar del Grupo Socialista desde 2007 a enero de 2009, asegura que tomó la decisión de denunciar una presunta "compra de votos" aún siendo consciente que quedaba imputado en el sumario que esta semana está llevando ante el Juzgado de Instrucción número 4 a numerosos dirigentes de PSOE, entre ellos su propio secretario general, Dionisio Muñoz. Y lo hizo, asegura, porque "no quería que jugaran con personas a las que se hicieron promesas de trabajo y no cumplieron" y también "por mi propia conciencia".

Otra de las cosas que le empujaron a presentar una declaración jurada de las supuestas prácticas irregulares que cometieron los socialistas en aquellos comicios del 9 de marzo de 2008, en el que el actual delegado del Gobierno Gregorio Escobar consiguió situarse a menos de 300 votos del candidato del PP que vencía con holgura desde 1996, Antonio Gutiérrez, fue la supuesta amenaza que recibió del secretario general del PSOE, Dionisio Muñoz. "Cuando vieron que yo iba hacia delante, me intentaron sobornar y comprar, pero lo que me llevó a declarar fue que Dionisio dijera que 'mientras esté yo, este nunca va a encontrar trabajo'".

Nordin Abdel-lah ha señalado que después llegaron otro tipo de amenazas y advertencias, incluso recurriendo a su familia, a la que, dice, pidieron que intercediera ante él para que se retractara de sus denuncias.

Sin embargo, él asegura que no podía hacerlo porque él había sido una de las personas a las que habían pedido que diera la cara haciendo promesas que luego, cuando pedía al PSOE que se cumplieran, no se hacían efectivas. "Mi casa llegó un momento que parecía el INEM porque la gente venía a pedirme que cumpliera con los que se había acordado".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies