Melilla luchará contra la acción de las "gaviotas patiamarillas"

Actualizado 11/04/2017 16:20:25 CET

MELILLA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Melilla ha anunciado que va a tomar medidas para luchar contra la acción de las gaviotas patiamarillas, que han aumentado considerablemente su número en la ciudad, hasta en ocasiones atacar a personas de forma puntual.

En rueda de prensa, el consejero de Medio Ambiente y Coordinación General, Manuel Ángel Quevedo (PP), ha asegurado que la Ciudad Autónoma va a poner en marcha un protocolo para actuar contra estas aves que, según ha detallado, "no están protegidas" y en cambio "atacan a otras aves que sí están protegidas" así como a mascotas y puntualmente a ciudadanos que pasean por las zonas de mayor acumulación de gaviotas patiamarillas.

Manuel Ángel Quevedo también ha recordado que estas gaviotas pueden suponer "un riesgo" para las conexiones aéreas que se realizan desde el aeropuerto de Melilla con la Península, después de que a lo largo de 2016 se avistaran cerca de 700 gaviotas patiamarillas sobrevolando esta instalación.

El titular de Medio Ambiente y Coordinación ha dicho que el objetivo del protocolo que se pondrá en marcha es que el número de estas aves "no se descontrole" y que "regresen a su hábitat", que son los acantilados de Melilla. Unas metas que quieren lograr mediante la esterilización de huevos, la retirada de nidos y el uso de rapaces por cetreros para ahuyentarlos de las zonas que suponen un problema, como ocurre con el aeropuerto.

Manuel Ángel Quevedo ha solicitado la colaboración ciudadana para que avisen de la presencia de nidos de estas aves y para ello el Gobierno de Melilla ha habilitado el teléfono 952 699 239 para comunicar la existencia de los mismos.

PROBLEMAS

Esta intervención de la Ciudad Autónoma se produce después de que la asociación ecologista Guelaya-Ecologistas en Acción comunicara que la población de gaviotas patiamarillas (Larus michahellis) ha crecido exponencialmente en pocos años y ya cría en los tejados de casi todos los barrios de la ciudad.

En este sentido, apuntaba que hasta hace algunos años sólo criaba en los acantilados de Aguadú y Melilla la Vieja, desde donde empezó a extenderse por los tejados de las casas y comenzaron los problemas con ellas. También provocaron "algunos sustos en el cementerio" con las personas que allí acuden, "pero sólo eran anécdotas comparadas con los problemas que ocasionan hoy en día".

Guelaya ha señalado que la patiamarilla "es una gaviota grande, la más grande de las que viven por aquí". "En su hábitat natural depreda sobre los pollos e incluso adultos de las otras especies de gaviotas que viven en su entorno, así como cualquier ave o animal que se ponga a su alcance" ha apuntado. La asociación ecologista ha asegurado que "donde su población se dispara, disminuyen o desaparecen las demás especies".

Así ha apuntado que en las Islas Chafarinas, "es la principal causa de muerte de pollos de la gaviota de pico rojo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies