La Policía de Melilla alerta del auge de denuncias por "sextorsión"

 

La Policía de Melilla alerta del auge de denuncias por "sextorsión"

Publicado 08/07/2016 15:09:34CET

Aseguran que las víctimas suelen ser hombres jóvenes que son engañados por internautas que se hacen pasar por mujeres para lograr imágenes eróticas

MELILLA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Jefatura Superior de Melilla ha advertido sobre los peligros de la "Sextorsión" después de recibir varias denuncias relacionadas con esta modalidad de chantaje y extorsión en las que se piden dinero por no revelar imágenes eróticas grabadas durante conversaciones por Internet. Las víctimas suelen ser generalmente hombres jóvenes engañados por internautas que se hacen pasar por mujeres para lograr imágenes eróticas.

Tras asegurar que "recientemente se han recibido varias denuncias en relación con la modalidad de chantaje y extorsión denominada sextorsión", la Jefatura Superior ha recordado a los usuarios de ordenador y/o telefonía móvil la necesidad de utilizar la prudencia y el sentido común si se comparten fotografías o vídeos con otras personas.

Según el portavoz de Policía Nacional en Melilla, el modus operandi para llevar a cabo este delito consiste en una sucesión de etapas hasta culminar con un chantaje económico.

ENGAÑAN A HOMBRES JÓVENES

"En un primer contacto el extorsionador, haciéndose pasar por una joven atractiva, entra en contacto con su potencial víctima mediante páginas de contactos y/o redes sociales en Internet", ha apuntado, para añadir que "normalmente los objetivos de estos chantajes son seleccionados entre varones de mediana edad que están buscando una relación de pareja o de otro tipo".

Tras varias conversaciones en las que la supuesta joven se muestra cordial e incluso inocente, el extorsionador consigue acceder a la agenda de contactos de la víctima, ha advertido la citada fuente. Asimismo, ha señalado que "logra ganarse su confianza hasta persuadirle de que mantenga una o varias videoconferencias para practicar cibersexo delante de la cámara".

El portavoz policial ha señalado que si el hombre víctima de este engaño, sin ser consciente de que está siendo grabado, accede a los requerimientos de la joven, "ya habrá proporcionado el material videográfico suficiente para el posterior chantaje".

ENTRE 200 Y 1.000 DOLARES

De este modo ha asegurado que una vez conseguidas las imágenes comprometedoras, el extorsionador cambia totalmente de actitud y comienza a exigir cantidades entre 200 y 1.000 dólares USA a cambio de no difundir estos videos a familiares y amigos del extorsionado. "Las empresas internacionales de envío de efectivo son las preferidas para este tipo de delitos al dejar pocos indicios sus transferencias" ha aseverado.

Por todo ello, ha recomendado que en el caso de que se produzca un caso de "sextorsión", no "ceder al chantaje, guardar registro de todas las conversaciones mantenidas con el extorsionador, cortar todo contacto con él y denunciar los hechos a la Policía". Así, han reconocido que posiblemente el último paso sea el más difícil para la víctima debido al lógico temor a la difusión de las fotografías comprometidas pero ha recordado que "el mero hecho de publicar imágenes sin su consentimiento ya constituye un delito contra la intimidad".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies