La Policía Nacional libera a un marroquí al que tres compatriotas tenían secuestrado en el hotel Tryp de Ceuta

Actualizado 24/02/2009 14:06:27 CET

CEUTA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Brigada Provincial de la Policía Judicial de la Jefatura Superior del Cuerpo Nacional de Policía en Ceuta liberó ayer a un ciudadano marroquí cuya identidad responde a las iniciales M.J.E.K. cuando se encontraba retenido en el hotel Tryp de Ceuta por otras tres personas de las que que han sido arrestados por un presunto delito de detención ilegal.

Según detalló hoy a los periodistas el delegado del Gobierno en la ciudad, José Fernández Chacón, tres de los presuntos implicados permanecen detenidos por esta acusación, mientras que el presunto secuestrado y otro individuo, supuesto cómplice del primero y que también se encontraba en la habitación del hotel, lo están por "actividades ilegales" que se negó a concretar. Fuentes policiales detallaron a Europa Press que la hipótesis prioritaria de la investigación vincula los hechos a una estafa protagonizada por la víctima y el quinto detenido.

Los hechos ocurrieron a las 14,30 horas de ayer, cuando en la sala de emergencias del 112 se recibió una llamada desde un teléfono móvil sin que ninguna persona hablase directamente. Sin embargo sí se escuchaba una conversación en árabe de la que el operador dedujo que se estaba reteniendo contra su voluntad en el interior de un vehículo a un hombre al que se estaba amenazando y golpeando.

El operador del 112 trasladó la llamada, a la que concedió total credibilidad, a la sala operativa del 091. Inmediatamente se iniciaron, según el relato policial, las gestiones oportunas para el establecimiento de un dispositivo que dio como resultado la liberación del marroquí y la detención de sus cuatro presuntos secuestradores, todos ellos "conocidos delincuentes y con antecedentes", según la Policía Nacional, que al tomarles declaración descubrió que uno de ellos era cómplice del primero.

El secuestrado tuvo que ser trasladado al hospital para recibir atención sanitaria, aunque sus lesiones son de cáracter leve y "no revisten gravedad".

Por su parte, la Jefatura Superior del Cuerpo Nacional de Policía mantiene abiertas las investigaciones para esclarecer los hechos.