Confirman que el polizón hallado en la bodega del avión a Málaga es mayor de edad

Actualizado 11/01/2017 19:43:53 CET

El joven es expulsado del Centro de Acogido de Menores, donde llevaba desde el 18 de diciembre, y puesto a disposición policial

MELILLA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los médicos forenses adscritos a los juzgados de Melilla han establecido que la persona encontrada oculta en la bodega del avión de Melilla con destino a Málaga no es un menor de edad, tras practicársele las pruebas oseométricas, por la que ha sido expulsado del Centro de Acogida de Menores y puesto a disposición policial.

Según han informado a Europa Press fuentes oficiales, el joven proveniente de Fez (Marruecos), accedió a Melilla a la carrera por la frontera de Beni-Enzar y cuando fue interceptado el pasado 18 de diciembre de 2016, aseguró tener 17 años, por lo que fue acogido en el centro de menores extranjeros no acompañados (MENA).

El pasado sábado 7 de enero de 2017 el joven consiguió sortear todas las medidas de seguridad del aeropuerto de Melilla, a pesar de estar rodeada de una valla, contar con multitud de cámaras de seguridad y estar vigilada permanentemente por la Guardia Civil y una empresa privada de seguridad.

Esta persona logró introducirse en la bodega de un avión que debía partir el sábado a las 14,55 horas con destino Málaga, escondido entre las maletas, pero finalmente fue descubierto en el aeropuerto melillense por personal de tierra de Aena y puesto a disposición de la Guardia Civil, que lo devolvió al centro de menores.

Esta semana se le han practicado las pruebas oseométricas y éstas han dado como resultado que es mayor de edad, por lo que ha sido expulsado del Centro de Acogida de Menores y puesto a disposición de la Guardia Civil.

Al tratarse de un joven de Marruecos que habría incumplido la Ley de Extranjería por entrada ilegal en territorio nacional, fue entregado a su vez a la Policía Nacional, donde ha dormido una noche en los calabozos hasta ser puesto este miércoles en libertad provisional, dándole un plazo de 48 horas para presentar alegaciones ante la Delegación del Gobierno en Melilla a la propuesta de expulsión del territorio nacional.