Rechazado que en Ceuta tenga calendario laboral con dos fiestas musulmanas

Actualizado 17/10/2016 19:23:55 CET

CEUTA, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

La mayoría del PP en la Mesa Rectora de la Asamblea de Ceuta ha rechazado incluir en el orden del día de la sesión plenaria correspondiente a agosto que se celebrará el lunes en la Cámara una propuesta de Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) con un calendario laboral para 2017 que prescindiría de trasladar al lunes siguiente la celebración de Año Nuevo con el fin de que no sea laborable la Fiesta de Ruptura del ayuno islámico de Ramadán (Eid El Fitr), carácter que ya tiene desde 2010 en la ciudad autónoma la Pascua musulmana del Sacrificio (Eid El Kebir).

El grupo proponente, que ocupa tres de los 25 escaños de la asamblea, ha denunciado que "la verdadera razón" del rechazo de la iniciativa es "la negativa del Ejecutivo que preside Juan Vivas (PP) a consensuar el calendario" y no "la necesidad de informes jurídicos y dictámenes de comisiones a la propuesta, algo que nunca se ha solicitado al resto".

"El calendario laboral --opina el MDyC-- debe adaptar la legislación a la sociedad y no al revés, sin imponer unas festividades que nadie celebra ni participa, por lo que abogamos por incluir en él las fiestas musulmanas y las católicas, confesiones que suponen prácticamente la totalidad de la población ceutí, y las civiles más representativas: la de la Constitución, la Fiesta Nacional y el Primero de Mayo".

Tanto el PSOE como el segundo grupo de la oposición, la coalición Caballas, se han mostrado partidarios también de buscar hueco a la Fiesta de Ruptura del ayuno de Ramadán en el calendario laboral de la ciudad autónoma, algo a lo que el PP se ha negado en años anteriores y sobre lo que hasta ahora se ha negado a pronunciarse para 2017.

El Gobierno ceutí alega que la potestad para elevar esa propuesta a la asamblea es suya previo paso por la comisión informatia de Presidencia y con los informes jurídicos preceptivos.

El Grupo Parlamentario Popular, que tiene mayoría absoluta en la Cámara con 13 escaños, está barajando exigir que todas las iniciativas parlamentarias de la oposición deban contar con informes jurídicos y económicos antes de ser admitidas a trámite en la Asamblea.

Su objetivo es "evitar debates estériles" pero el resto de formaciones temen, como Mohamed Ali (Caballas), que se busque "coartar" la capacidad propositiva de los demás partidos con representación institucional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies