El presidente de Ceuta pedirá a Rajoy soluciones para la frontera, los 'Mena' y el transporte marítimo

Publicado 05/03/2018 19:58:51CET

CEUTA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Gobierno de Ceuta, Jacob Hachuel (PP), ha avanzado este lunes que el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Vivas, está esperando "fecha y hora" para la reunión que mantendrá "próximamente" con Mariano Rajoy en La Moncloa, una cita en la que pretende plantear al líder del Ejecutivo central "muchísimos problemas que se van agudizando con el tiempo" como "la situación de la frontera, los Menores Extranjeros No Acompañados (Mena), las comunicaciones marítimas con la península o la falta de infraestructuras".

Según Hachuel, Vivas espera que el encuentro no sea "protocolario" sino "ejecutivo". En esta ocasión, Rajoy se reunirá por separado con los presidentes de Ceuta y Melilla porque "aunque algunos temas nos son comunes cada una tiene unas peculiaridades y unas características que es necesario exponer al presidente del Ejecutivo de España por separado".

En su comparecencia, tras una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno, el también consejero de Gobernación ha adelantado que frente a uno de los "problemas" que Vivas planteará a Rajoy, el de los 'Mena', prevé coordinar la puesta en marcha de una "actuación de choque" de la Policía Local para que "la ciudadanía deje de estar molesta por la presencia de grupos que a veces hacen cosas que no deben y otras incordian y dan sensación de inseguridad".

"Vamos a intentar ir detrás de ellos para que sientan que hay vigilancia y que se tienen que comportar como es debido", ha apuntado.

"Creemos que la única forma de evitar esta problemática es con más presencia policial aunque en breve se va a hacer un estudio sobre su posible integración social y la casuística de los menores extranjeros en Ceuta", ha argumentado Hachuel, que ha recordado que el Estado solamente aporta "dos de los seis millones que cuesta atender a los 'Mena'".

En paralelo, el Gobierno autonómico sigue trabajando en un proyecto financiado con fondos europeos para instalar más de sesenta cámaras de videovigilancia en las calles de Ceuta con el fin de que "nos parezcamos cada día más a ciudades desarrolladas y europeas como Málaga que a marroquíes como Castillejos o Tetuán".