PSOE critica el "abandono" de la populosa urbanización situada junto a la frontera Melilla-Marruecos

PSOE ve "abandono" en Edificio Príncipe de Asturias de Melilla
PSOE MELILLA
Actualizado 07/07/2018 15:17:34 CET

MELILLA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El PSOE de Melilla ha anunciado que presentará una moción ante el "abandono" de los vecinos del Edificio Príncipe de Asturias, la populosa urbanización situada junto a la frontera con Marruecos.

A través de un comunicado de prensa, los socialistas melillenses han informado que sus dirigentes, guiados por los ciudadanos, han podido comprobar por tercera vez en muy poco tiempo el "abandono" al que está sometiendo el Gobierno de Juan José Imbroda (PP) a esta zona de la ciudad.

El secretario de Política Autonómica y Municipal del PSOE, Francisco Vizcaíno, ha anunciado que el Grupo Socialista presentará una nueva moción en la Asamblea instando al Ejecutivo a dar solución a las demandas de los vecinos.

Aunque el PSOE ya ha presentado varias en este sentido, según ha recordado Vizcaíno, van a insistir "porque el Ejecutivo de Imbroda ha olvidado que en esta zona también hay melillenses".

El también diputado de la Asamblea ha asegurado que, tras la remodelación del Bulevar Europa, el gobierno local "se ha desentendido de su mantenimiento y conservación".

"ESTERCOLERO"

Los socialistas han podido comprobar que "los estándares de limpieza y urbanidad en esa zona no son los apropiados". Vizcaíno asegura que los aledaños del Edificio Príncipe de Asturias "parecen un estercolero".

"Los vecinos denuncian la extrema suciedad con la que tienen que convivir al salir a la calle. Cartones, botellas, latas de cerveza, bolsas de plástico; todo lo que puedan imaginar, incluidas manchas en calzada, aceras, bancos, jardines", ha insistido Vizcaíno, que ha descrito la zona como "un auténtico basurero en pleno casco urbano".

PROMESAS INCUMPLIDAS

Los vecinos se han quejado también de "promesas incumplidas" por parte del Ejecutivo local. Aseguran que les prometieron tarjetas de residentes para poder aparcar en la zona ya que, con la actividad comercial, es "casi imposible".

Además, algunos de ellos recuerdan que el Gobierno se comprometió hace más de seis años a reparar la fachada del edificio, algo que no ha ocurrido.

También aseguran que se ha eliminado una parada de taxi y que es muy difícil pasear por las aceras debido a la mercancía acumulada en ellas.

De hecho, denuncian que las furgonetas descargan en doble fila, congestionando el tráfico, porque otros vehículos ocupan la línea amarilla sin que la policía multe y retire los coches. Una circunstancia que provoca un "ruido infernal" al intensificarse el uso del claxon por parte de los conductores.

Contador