Queja en el CGPJ por uso del whatsapp a un abogado en el interrogatorio a un acusado del caso Naira

 

Queja en el CGPJ por uso del whatsapp a un abogado en el interrogatorio a un acusado del caso Naira

Actualizado 20/03/2017 17:12:29 CET

MELILLA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

Uno de los letrados de la familia del caso Naira, la niña de tres años que falleció el pasado 23 de enero, tres horas después de haber recibido el alta en Urgencias del Hospital Comarcal de Melilla, ha presentado una segunda queja al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por la actuación de la jueza, que presuntamente permitió a un abogado de unos los médicos acusados usar el whatsapp durante el interrogatorio, mientras otro médico acusado igualmente de la misma supuesta "negligencia" se encontraba en la sala de espera esperando su turno para ser interrogado.

En el documento, que ha sido facilitado a Europa Press por las asociaciones que apoyan a la familia, Francisco Parres denuncia a la magistrada ante el órgano de gobierno de los jueces "por permitir el uso del whatsapp a uno de los letrados de la defensa" durante el interrogatorio "de uno de los médicos que acudían en calidad de investigado, cuando el otro médico se encontraba en la sala de espera".

Esta es la segunda queja que realizan contra la jueza, después de una primera en la que Francisco Parres aseguraba que se les había privado como acusación de una prueba fundamental para la determinación de las causas del fallecimiento de la niña, "beneficiando claramente a los denunciados", como fue "tardar" en ordenar la necropsia.

Ahora el letrado del bufete de Madrid se dirige nuevamente al órgano de gobierno de los jueces españoles para criticar el supuesto uso por parte de un abogado de la defensa de la aplicación de mensajes instantáneos en la sala donde se estaba interrogando a uno de los médicos a los que denuncian de presunta negligencia mientras otro de los médicos denunciados se hallaba en la sala de espera.

CASO OMISO

En el documento remitido al CGPJ, Francisco Parres indica que llamó la atención de la jueza instructora para que ordenara al letrado de la defensa que apagara su teléfono y dejara de enviar esos mensajes "al principio como cuestión puramente de orden y para evitar sospecha de una posible filtración del interrogatorio y del sentido de su respuesta del doctor al otro investigado".

"Se me respondió por la jueza que yo no podía intervenir, ante la negativa a ordenar al letrado que dejara de usar el teléfono, insistí a la señora Letrada de la Administración de Justicia, que al menos quedara constancia en acta de lo que había pasado, respondiéndome ésta que yo no era quién para decir lo que tenía que constar en el acta".

Parres asevera que se continuó el interrogatorio y el letrado que usaba el teléfono "siguió usándolo, hasta que finalizado el interrogatorio".

El abogado de la acusación ha desvelado que una de las personas que se encontraba en la sala de espera, Yonaida Selam (presidenta de la Asociación Intercultura), "me dijo que el otro investigado durante el primer interrogatorio había estado continuamente mirando el teléfono". Francisco Parres solicita por ello al CGPJ que investigue lo sucedido por si de la actuación de la jueza se derivara una sanción, máxime cuando los investigados se acogieron a su derecho de no declarar a las preguntas de la acusación.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies