Tres años y medio de cárcel por amenazar a una médico de Ceuta con una navaja para conseguir benzodiazepinas

Contador
Publicado 08/10/2017 17:35:45CET

CEUTA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

La titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Ceuta ha condenado a tres años y medio de prisión como autor de un delito de atentado con instrumento peligroso a un varón de 46 años que el pasado mes de junio se presentó en el centro de salud del Tarajal, en la periferia de la ciudad autónoma, y amenazó a una médico con una navaja de siete centímetros de hoja con el objetivo de que le recetase benzodiazepinas, concretamente 'Rivotril', un medicamento que puede ser utilizado como estupefaciente.

En la sentencia, a cuyo contenido ha tenido acceso Europa Press, la magistrada incluye en el reato de hechos probados que, ante la negativa a expedírselo por parte de la facultativa, el condenado "le manifestó 'o me la recetas o te voy a apuñalar a ti y al doctor Fuentes', generando un quebranto en el ejercicio propio de su función pública".

El vigilante de seguridad privada que auxilió a la médico declaró durante la vista oral que el acusado, paciente del centro de salud, había acudido en días anteriores "nervioso" al ambulatorio "pidiendo recetas de 'Rivotril". El día de autos dejó la puerta entreabierta al apreciar "alterado" al supuesto enfermo y de repente vio que la doctora "se levantaba de su mesa hacia atrás, asustada". Al entrar se encontró al agresor con un cuchillo levantado "a medio metro de la doctora", momento en el que amenazó con autolesionarse.

La jueza ha rechazado aplicar eximentes o atenuantes por enfermedad mental, como pidió la defensa pero tampoco ha admitido ordenar la prohibición interesada por la acusación particular de imponer al acusado la prohibición de aproximarse a la médico denunciante, a su domicilio, a su lugar de trabajo o a cualquier sitio donde se encuentre.

Según el Colegio Oficial de Médicos de Ceuta, durante los últimos seis años se han registrado en la ciudad autónoma 178 agresiones a personal sanitario. En ocho de cada diez casos las víctimas han sido mujeres.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies