Tres ceutíes con discapacidad encontraron un empleo gracias a Fundación ONCE en 2017

Publicado 02/04/2018 16:44:04CET

CEUTA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Tres ceutíes con discapacidad lograron encontrar un empleo durante el pasado año fruto de la labor realizada por Fundación ONCE, bien a través de Inserta Empleo como entidad de intermediación laboral o con el apoyo a proyectos que generan puestos de trabajo y están impulsados por las entidades del movimiento asociativo de personas con discapacidad.

Según ha detallado la Auditoría Social de Empleo y Formación aprobada por la Comisión Permanente de la Fundación ONCE, en 2017 se promovieron un total de 8.476 puestos de trabajo para personas con discapacidad en España, lo que supone un 20,55 por ciento más que en 2016, cuando se consiguieron 7.031 empleos.

Porcentualmente, las comunidades autónomas donde más empleo se creó en 2017 fueron Andalucía, con el 14,69 por ciento; Galicia (12,69 por ciento); Valencia (10,31 por ciento); Castilla y León (9,55 por ciento), y Madrid (9,32 por ciento). A estas regiones le siguen Cataluña (9,08 por ciento), Castilla-La Mancha (8,36 por ciento), Extremadura (6,21 por ciento), Aragón (4,1 por ciento) y Asturias (3,12 por ciento).

Desde el punto de vista de género, el porcentaje de puestos de trabajo para mujeres creados por Fundación ONCE fue en 2017 del 42 por ciento, dos puntos por encima de lo que supone la contratación a mujeres con discapacidad por parte del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que en el mismo periodo fue del 40 por ciento.

En cuanto al tipo de discapacidad, el 52,28 por ciento de los empleos generados en 2017 por Fundación ONCE los ocuparon personas con alguna discapacidad física; el 11,72 por ciento, ciudadanos con enfermedad mental; el 11,23 por ciento, trabajadores con discapacidad intelectual; el 10,29 por ciento, empleados con discapacidad auditiva, y el 2,74 por ciento, personas con discapacidad visual. El apartado de otras personas con discapacidad supuso el 11,74 por ciento.

Estos resultados reflejan una evolución positiva en cuanto a la generación de empleo en colectivos con mayores dificultades de acceso al mercado laboral, donde las tasas de inserción son más bajas.

Así, comparándolos con los de 2016, se ve que se ha producido un aumento del 33 por ciento en el empleo generado para personas con enfermedad mental, y un 31 por ciento en el correspondiente a personas con discapacidad intelectual.

FORMACIÓN

Con el objetivo de mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad, la Fundación ONCE impulsó el año pasado la realización de 1.283 cursos, con un total de 12.367 alumnos y 107.819 horas lectivas. Esto supone 541 cursos más que en 2016 y un incremento de 3.912 alumnos con discapacidad formados.

Del total de cursos, el 91 por ciento correspondieron a formación ocupacional, un siete por ciento a formación para el empleo de personas con discapacidad a través de terceras entidades y un dos por ciento a formación continua.