Que los hongos no te impidan pintarte las uñas este verano

FOTOGRAMA
FOTOGRAMA
Publicado 25/06/2018 15:59:59CET

   MADRID, 25 Jun. (CHANCE) -

   Ante la inminente llegada del verano y las vacaciones, los planes al aire libre se multiplican, aprovechamos el buen tiempo para salir por la noche con amigos, dar paseos por la playa, hacer barbacoas al aire libre... y es en estas ocasiones, cuándo nos gusta lucir nuestra mejor imagen, incluyendo por supuesto, nuestras uñas de las manos y de los pies.

   Practicar deporte, elegir un calzado inadecuado o haber sufrido varios traumatismos a lo largo de los años, pueden ser algunas de las razones por las que muchas personas sufren onicomicosis, una infección común que afecta a las uñas de las manos y los pies, causada por hongos, mohos o levaduras.

   Esta infección afecta en mayor medida a las uñas de los pies, debido a su crecimiento más lento y a que suelen estar expuestas a los organismos que las provocan. Una afección que no sólo tiene consecuencias negativas en la salud de quien la sufre, si no que, además, repercute en su calidad de vida, tanto por las molestias que genera como por su efecto antiestético.

   Hay varios síntomas que nos ayudarán a detectar la onicomicosis: el desprendimiento de la uña, cambio de color, engrosamiento o estrías.

   Una vez detectados estos primeros síntomas, se recomienda empezar cuanto antes a utilizar productos específicos que traten de forma eficaz la onicomicosis, evitando así que el dolor y la molestia al caminar aumenten.

Locetar, tratamiento para los hongos, devolverá la salud a tus uñas. Utilizándolo una o dos veces por semana, Locetar te ayudará a regenerar de manera completa la uña y las zonas afectadas. Dependiendo de la gravedad de la infección y de la rapidez del crecimiento de la uña, el tratamiento podrá durar alrededor de seis meses en el caso de las uñas de las manos, y alrededor de doce para las de los pies. Y, además con Locetar, podrás pintar tus uñas sin que afecte al tratamiento.

   La aplicación del producto se basa en una sencilla rutina de tres pasos fáciles y rápidos que solo hay que realizar 1-2 veces por semana:

   1. Lima de forma suave la zona afectada de la uña con el fin de disminuir su espesor, reduciendo la cantidad de hongos y mejorando la penetración del producto.

   2. Limpia la superficie con una de las toallitas limpiadoras.

   3. Aplica el barniz en toda la superficie de la uña con ayuda de la espátula de la tapa y cerrando bien el frasco. Déjalo secar durante al menos 10 minutos y puedes aplicar el esmalte de uñas que prefieras para lucir unos pies perfectos todo el verano.