Gustavo González y María Lapiedra defienden su amor con un frío y polémico beso

Gustavo gonzález y maría lapiedra
GUSTAVO GONZÁLEZ Y MARÍA LAPIEDRA/ TELECINCO
Actualizado 22/01/2018 10:31:07 CET

   MADRID, 21 Ene. (CHANCE) -

   Después del tira y afloja que han mantenido durante las últimas semanas desde el plató de Sálvame, María Lapiedra y Gustavo González se reencontraban en el Deluxe concediendo su primera entrevista como pareja y aclarando a toda la audiencia en que punto se encuentra su mediática relación.

   María era la primera en sentarse ante Jorge Javier y los colaboradores. Nerviosa y radiante defendía su amor por el periodista y sus ganas de verle, sin embargo cuando Gustavo llegó al plató el encuentro fue todo menos romántico y se saludaron dándose únicamente dos besos. Ante el asombro de los presentes, Gustavo aseguraba que lo hacía por "minimizar daños", pero confesaba que no tenía ningún problema en besar en condiciones a María durante la publicidad.

   María a pesar de la frialdad continuaba de lo más emocionada y desvelaba que la pasión la dejan para cuando no están las cámaras delante y aseguraba que el secreto de Gustavo para tenerla así de enamorada era que le hacía "maravillas". El colaborador por su parte optaba por un perfil más serio y confesaba a sus compañeros que se había equivocado en "ciertos detalles" y sentenciaba: "me arrepiento de algunas cosas, que aunque saliendo del corazón son inevitables" y continuaba mandado una clara indirecta a la que ha sido su mujer durante 30 años: "Soy un canalla, he destrozado la vida a alguien que no lo merece. Hace pública una infidelidad es muy duro, pero para quien lo sufre".

   Pero María optaba por el romanticismo y declaraba su amor al paparazzi, abriendo su corazón: "Llevo muchos años esperando estar contigo y ahora que por fin lo hemos conseguido espero que nada pueda romper nuestro amor y podamos vivirlo plenamente", tras estas palabras el público empezó a pedir que se besaran, pero para sorpresa de todos cuando ambos se levantaron Gustavo le dio un frío beso en la frente, a lo que Jorge Javier respondía: "¡Qué horror! A mí un tío me besa así y se me baja todo".

   Sin embargo, aunque todos sus compañeros tienen claro que está relación no va a acabar bien, los tortolitos defiende su amor aunque sea con un frío beso.