Harvey Weinstein se entrega a la policía

Actualizado 25/05/2018 15:57:23 CET

   MADRID, 25 May. (CHANCE) -

Han pasado más de siete meses desde que una corriente de empoderamiento femenino sacudiese los cimientos de Hollywood. La industria del cine más poderosa del mundo vio como actrices empezaban a denunciar públicamente a uno de los hombres más poderosos de la meca del cine, Harvey Weinstein.

A los primeros testimonios de actrices como Rose McGowan se sumaron muchos otros que describían las violaciones, vejaciones y casos de acoso a los que habían sido sometidas por este poderoso productor. Desde ese momento, el movimiento #MeToo surgió como un auténtico tsunami que se propuso acabar con esta lacra.

Ahora, pasado todo este tiempo, Harvey Weinstein ha vuelto a la escena pública para presentarse en una comisaria del barrio neoyorkino de Tribeca. Con una sonrisa dibujada en su rostro, el productor encaminaba su paseillo hasta dentro del edificio público acompañado únicamente por tres libros bajo su brazo.

En el interior, Weinstein ha rellenado su ficha policial antes de ser esposado para pasar a disposición judicial ante el juez Kevin McGrath en corte penal en Manhattan. El productor ha pactado con el fiscal pagar una fianza de más de un millón de dólares, además de entregar su pasaporte y llevar un brazalete electrónico de geolocalización.

Por su parte, el Departamento de Policía de Nueva York emitía un comunicado explicando que Harvey Weinstein había sido acusado de cuatro delitos sexuales, entre los que están el de violación y abuso sexual. Además, en este mismo escrito daban las gracias a las mujeres que "dieron el paso al frente buscando justicia".

BRAD PITT DEFENDIÓ A GWYNETH PALTROW

Entre los últimos testimonios que hemos podido conocer está el de Gwyneth Paltrow. La actriz explicó recientemente que Brad Pitt salió en su defensa cuando el productor intentó abusar de ella.

Todo sucedió tras el estreno de Shakespeare in Love, película con la que la actriz logró un Oscar. Weinstein citó a Gwyneth para hablar sobre el resultado de la película pero, para sorpresa de ella, las intenciones de él eran bien distintas. Asustada, Paltrow le contó al que por aquel entonces era su novio de todo lo sucedido; algo que llevó a Brad Pitt a llamar al productor para asegurarle: "Si alguna vez la vuelves a hacerla sentir incómoda, te mataré".