Iñaki Urdangarin; así es la cárcel de mujeres donde cumple condena

Iñaki urdangarin
IÑAKI URDANGARIN/ EUROPAPRESS
Actualizado 18/06/2018 12:12:26 CET

   MADRID, 18 Jun. (CHANCE) -

   Iñaki Urdangarin ha entrado en la cárcel este lunes pasadas las 7:30 de la mañana, y aunque hasta hoy era un absoluto misterio la prisión elegida para cumplir su condena de 5 años y 10 meses por el caso Nóos ha sido la de Brieva, en Ávila... pero, ¿Cómo es la cárcel donde el marido de la infanta Cristina pasará los próximos meses?

   Está prisión era la que más fuerte sonaba como residencia para Iñaki durante los próximos años y es que puede presumir de ser una de las más tranquilas de España en la que el cuñado del Rey Felipe VI estará prácticamente solo. Se trata de un centro penitenciario de mujeres, situado a diez kilómetros de Ávila y el cual cuenta con 162 celdas, además de otras 18 complementarias en un módulo especial que es donde estará el ex duque de Palma, sin contacto con las reclusas. Su celda tiene lavabo y baño, aunque las duchas son compartidas.

   Con una superficie de 43.540 metros cuadrados y construida en 1989, la prisión goza de tres grandes patios e instalaciones deportivas, a parte de biblioteca, donde Iñaki podrá matar las horas muertas. Además, Urdangarin contará con médico, psicólogo y visitador social.

   Además la cárcel cuenta con una gran agenda de actividades y convenios, como por ejemplo con la Fundación Real Madrid, así que dada la pasión de Urdangarin por el deporte no es de extrañar que busque refugio en estas actividades.

   Es la misma cárcel en la que cumplió condena el exdirector de la Guardia Civil, Luis Roldán, que permaneció en el centro durante diez años y solo mantuvo relación y contacto con el funcionario que le entregaba la comida.

   Según el protocolo penitenciario Iñaki pasará esta noche en el módulo de ingresos, para que después se le traslade al más adecuado, que dada sus características será el conocido como "de respeto", dentro del módulo de hombres de dicha prisión, donde el interno acepta unas normas de comportamiento, higiene y organización de la vida diaria.