Isabel Pantoja, su concierto más trágico y complicado

Isabel pantoja
ISABEL PANTOJA/ EUROPAPRESS
Publicado 14/01/2018 13:49:46CET

   MADRID, 14 Ene. (CHANCE) -

   Isabel Pantoja ha vuelto a subirse sobre los escenarios y una vez más lo ha hecho rodeada de polémica. Anoche la tonadillera ofrecía el último concierto de su gira por Esapaña antes de poner rumbo a Latinoamerica y lo hacía en Las Palmas de Gran Canaria. Aunque la cantante desplegó todo su arte y consiguió la reverencia de su público, el espectáculo estuvo marcado por el drama y la tragedia.

   Isabel afrontaba sobre las tablas una noche complicada. A la par que empezaba a cantar Hasta que se apague el sol, su hija Chabelita se sentaba en el plató de Sábado Deluxe para hablar de las intimidades de la artista, llegando a confesar que la vida de su madre es triste y desvelando la verdadera relación familiar, que una vez más se pone de manifiesto la brecha entre todos.

   Isabel que acostumbra desde el escenario a dedicar canciones a sus hijos, en esta ocasión omitió tanto el nombre de Isa como el de Kiko, respondiendo con la indiferencia a la traición de su hija. Sin embargo, sí que tuvo unas palabras para su madre, lo que también puede considerarse como una indirecta a su propia hija. "Gracias a las madres estamos aquí todos" defiende la artista.

   Pero sin duda esto queda solo como una anécdota al lado del terrible suceso que aconteció minutos antes del espectáculo. Una de las mayores fans de Isabel Pantoja en Canarias moría en las inmediaciones del recinto a escasas horas de empezar el concierto.

   Rosa Delia Nuez, conocida como la Pantoja de Canarias, acudía hace unas semanas al programa de la televisión autonómica Buenas tardes, Canarias, pidiendo a la tonadillera una entrada para su concierto, confesando que era la "ilusión de su vida". La fanática de 58 años llevaba muchos años luchando contra una enfermedad y volver a ver a Isabel era uno de sus grandes deseos. Tras conocer la noticia fue la sobrina de la artista, Anabel Pantoja, quien se encargó personalmente de que Rosa Delia tuviera su entrada y pudiera acudir al concierto, además el programa de televisión puso a su disposición un coche, que la llevaba desde su casa en Agaete al Gran Canaria Arena.

   Pero tras llegar al recinto y recoger las entradas en compañía del conductor, Rosa empezó a asegurar que se encontraba "muy cansada", cuando a escasos metros de entrar en las instalaciones cayó al suelo desplomada víctima de una parada cardiorrespiratoria, que a pesar de ser atendida de inmediato por los efectivos de emergencia no pudieron hacer nada para salvarla.

   La artista ha sido la encargada de anunciar la triste noticia desde el escenario, manifestando todo su amor y cariño por la fallecida y mostrando su más sentido pésame. Además, la artista le ha dedicado la canción con la que rinde homenaje a las islas Canarias y solicitado un aplauso en su honor, llegando incluso a emocionarse.

   A pesar de todos los acontecimientos a los que tuvo que hacer frente la artista, Isabel mostró su faceta más divertida y cercana con el público canario, consiguiendo hacer temblar el estadio, del que de un aforo de 6.500 personas consiguió vender más de 6.000 entradas, poniendo a todos los asistentes de pies en varias ocasiones.