Laura Matamoros vive el peor día de su vida en la recta final de su embarazo

384260.1.644.368.20180219125139
Vídeo de la noticia
Publicado 19/02/2018 12:51:39CET

   MADRID, 19 Feb. (CHANCE) -

   Laura Matamoros se encuentra de siete meses, afrontado las últimas semanas de su embarazo y como desde el principio Laura continúa compartiendo en su canal de Mtmad todas las novedades de su embarazo. Pero la joven también ha usado el canal para desvelar uno de los episodios más complicados de su embarazo, lo que ha considerado como el peor día de su vida.

   "Ha sido la peor noche del embarazo, por no decir la peor noche de mi vida. He dormido tres horas porque no sabéis qué dolor de tripa..." ha desvelado Laura, que asegura: "Yo creo que eran contracciones porque se me ponía la tripa super super super dura y luego es que no paraba de moverse el niño. Unas patadas que me daba, que es que no eran normales. He tenido que coger e irme a urgencias esta mañana", relata en el vídeo, explicando que los dolores disminuyeron al llegar al hospital, pero que aun así le hicieron una revisión.

   "Hicimos una prueba más y me metieron en monitores, que en realidad es una cosa muy mona porque escuchas el latido del bebé. Todo estaba normal y el niño con su peso estable, de un 1,300 kg. No me quiero imaginar dentro de un par de semanas lo que me va a pesar la barriga", narra la hija de Kiko Matamoros a través de su canal.

   Laura también ha desvelado la reacción de su pareja, Benji Aparicio, ante el complicado momento: "Le tenía aquí al lado y no hacía nada, dormir. No me ayudaba nada, la verdad. Estaba histérica, de los nervios, y él no me hacía ni caso". Unas declaraciones que han sorprendido a todos sus seguidores. Laura llegó a pensar tras los fuertes dolores que se estaba poniendo de parto, aunque todo quedó en una falsa alarma, llegando a la conclusión de que va a preparar ya la bolsita del bebé, porque: "Si le toca hacerla a Benji, no va a saber el pobre. La tengo que dejar yo preparada", concluye.

LAURA TAMBIÉN HABLA SOBRE SU CAMBIO DE PESO

   "Hablamos de mi peso. Llevo más de 15 kilos. Estoy viendo últimamente en las redes sociales, que la gente se está metiendo mucho con lo hinchada y gordita que estoy, que es verdad, porque he cogido kilos y no se puede remediar. Ya los perderé cuando nazca el bebé, pero es verdad que la gente es muy desagradable, las mamás perfectas y modelos no sé cómo lo harán, pero yo cuento cómo lo estoy viviendo yo. Retienes líquidos, te hinchas... algún que otro antojo te entra" confiesa Laura, que tras la cogida de peso típica del embarazo ha tenido que hacer frente a comentarios de lo más desagradables en redes sociales.